PARA EL DESDENTADO PARCIAL O TOTAL, LA CONSERVACIÓN DEL APARATO PROTÉSICO ES DE GRAN IMPORTANCIA DESDE EL PUNTO DE VISTA BIOSICOSOCIAL. NUMEROSOS RECURSOS MATERIALES Y HUMANOS SE INVIERTEN PARA ESTE FIN.

 

ISCM-CH - Facultad de Estomatología

Titulo

Estrategia educativa dirigida a mejorar la higiene y conservación de las prótesis en población adulta pertenecientes a la Clínica Hermanos Gómez .Ciudad de la Habana.

Autores

Dres

Blanco Ruiz, Antonio O; Master en Salud Bucal Comunitaria. Profesor Auxiliar de la Facultad de Estomatología de la Ciudad de la Habana. Especialista de 2do grado en Prótesis Estomatológica. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Rodríguez García. Luís Orlando; Master en Salud Bucal Comunitaria. Profesor Asistente de la Facultad de Estomatología de la Ciudad de la Habana. Especialista de 2do grado en Prótesis Estomatológica. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

Armas Portela, Lourdes, Master en Salud Bucal Comunitaria, Profesor Auxiliar de la Facultad de Estomatología de la Ciudad de la Habana. Especialista de 2do grado en Parondontologia. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
López García, Eneida; Master en Salud Bucal Comunitaria. Profesor Auxiliar de la Facultad de Estomatología de la Ciudad de la Habana. Especialista de 2do grado en Prótesis Estomatológica. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Resumen

Para el desdentado parcial o total, la conservación del aparato protésico es de gran importancia desde el punto de vista biosicosocial. Numerosos recursos materiales y humanos se invierten para este fin.

Entre otros factores, la conservación del aparato protésico esta sustentada en la higiene bucal, sin embargo, nuestro diario quehacer, nos abre interrogantes en esta temática.

El autor se propuso con esta investigación descriptiva transversal, indagar el estado de conocimientos sobre la higiene y conservación de las prótesis en toda la población portadora del consultorio # 36-2 del área de la Clínica Estomatológica Hermanos Gómez comprendidos entre 19 y 65 años .El universo estuvo representada por 647 portadores y para la obtención de datos diseñamos una encuesta anónima que consto de datos generales y 10 preguntas de selección única que se evaluaron de correctas o incorrectas según criterios establecidos. El 70 % o más de respuestas clasificadas de correctas determino un adecuado nivel de conocimientos. El nivel de conocimiento inadecuado prevaleció en la población. Las necesidades de aprendizaje según David Leyva, determinaron el aprendizaje por preguntas. Entre las respuestas más inadecuadas por preguntas, resaltamos: la forma y frecuencia de higienizar las prótesis, y el desconocimiento de cuando acudir al rechequeo. La proposición de una estrategia educativa responde a los problemas detectados, para aumentar los conocimientos en lo que a salud bucal comunitaria se refiere.

Introducción

La proyección comunitaria de las Ciencias Médicas es una prioridad contemporánea en la que por supuesto se encuentra implícita la Estomatología. Se introduce así una nueva forma de pensar y actuar que rompe viejos esquemas y propone nuevas líneas de trabajo, se humaniza la planificación poniendo como centro al propio escenario y los actores con sus problemas, necesidades, aspiraciones y su propia participación en el proceso de transformación de la salud bucal y que esta contribuya al mejoramiento de la calidad de vida de la población.

En 1978, en Alma - Ata, antigua Unión de Republicas Socialistas Soviéticas, (1) se propone la estrategia de Atención Primaria de Salud como clave para lograr Salud para Todos, que concede una alta prioridad a la Promoción de Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en la búsqueda de nuevas opciones y perspectivas para la salud de los pueblos y el bienestar de la humanidad tiene la responsabilidad de formular, aplicar y evaluar estrategias que respondan a los intereses de los estados miembros, proponiendo en 1977 los objetivos de Salud para Todos en el año 2000 (1) La salud constituye una responsabilidad que debe ser compartida por todos los sectores sociales y la población tiene derecho a participar en la atención sanitaria que recibe.

La adopción de comportamientos saludables tiene que tener en cuenta que las personas necesitan conocer la información sobre qué hacer y cómo hacerlo. Para esto, se debe lograr la participación popular a todos los niveles, e intervenir en la identificación de las cuestiones de la salud, realizando una acción coordinada por parte de los trabajadores de la salud con diferentes organismos y organizaciones.

Tener la posibilidad de predecir un acontecimiento, tanto patológico como sanitario, deviene un instrumento que permite mejorar la eficacia de las acciones, garantizar las decisiones y establecer prioridades a la hora de enfrentarlo.

En Cuba existe una fuerte voluntad política por mejorar diariamente la calidad de vida del pueblo, lo cual se expresa en la aplicación cada vez más actualizada de la asistencia primaria de salud: eslabón clave de un sistema caracterizado por la gratuidad, universalidad y equidad. La educación para la salud, como estrategia en la promoción de salud, se ha constituido en una forma de enseñanza que pretende conducir al individuo y la colectividad a un proceso de cambio de actitud y conducta, que parte de la detección de sus necesidades e intenta redundar en el mejoramiento de las condiciones de salud del individuo y su comunidad (2,3).

Con la introducción del modelo del médico de familia en el nivel primario del Sistema Nacional de Salud se impone desarrollar la atención general integral como método y la vinculación del estomatólogo con el profesional de nuevo tipo como estrategia (4,5) a fin de poder integrar las actividades sanitarias de forma más efectiva y creativa.

La estomatología general integral está encaminada a promover salud y prevenir enfermedades como una adecuada estrategia de educación odontológica, que permita vigilar y evaluar las condiciones favorecedoras de la aparición de afecciones (6).

En el ámbito de la comunidad hay que lograr el conocimiento de la vulnerabilidad o susceptibilidad de la población a los riesgos de enfermedades bucales y actuar conscientemente mediante la aplicación de medidas de atención primaria, como la promoción y la prevención, ya que el principal objetivo del odontólogo moderno, comprometido con el bienestar de su comunidad, debe ser, prioritariamente, el realizar actividades de promoción de salud específicas para evitar la presencia de enfermedades buco dentales.(7, 8, 9).

El Ministerio de Salud Pública identifica varios programas priorizados; de una atención diferenciada que cubra necesidades biológicas, psicológicas, y sociales a fin de elevar la calidad de vida en las diferentes edades, debido además a que el principal propósito de la estomatología a nivel mundial es no solo por el conocimiento de los fenómenos básicos de la atención estomatologica, así como la promoción, es por ello que la medicina y la odontología han contribuido a enfrentar este reto científico y asistencial, a fin de lograr el éxito final de los propósitos y precisamente la cavidad bucal constituye un conjunto de estructuras (dientes, maxilar, mandíbula, articulaciones, músculos, glándulas, nervios, mucosa, etc) (10), que integran la función bucal al iniciar la masticación, permitir la comunicación y proteger del mundo exterior, donde la musculatura bucal interviene en tres funciones básicas: la masticación, la deglución y el habla, que cambian de manera diferente mientras se envejece (10, 11).

Partiendo de la perspectiva de que la educación para la salud es la combinación de acciones sociales planificadas y experiencias docentes concebidas para enseñar a la población a controlar los factores determinantes de la salud y de los comportamientos de la misma, así como las condiciones que afectan su estado de salud y el de los demás, es requisito indispensable considerar en el proceso de planeación, la participación de la comunidad, debido a que esta constituye el elemento base para lograr un trabajo de equipo.

En este contexto, el intercambio educativo podría definirse como trabajar "con" más "para" los demás (12, 13, 14).

En su labor educativa ha de valerse de diversos medios: entrevistas, discusiones colectivas, dinámicas grupales, audiencias sanitarias, dramatizaciones y otros, en todos los cuales debe primar la creatividad en temas específicos, con un objetivo concreto. Actualmente, las técnicas afectivo-participativas facilitan el aprendizaje y constituyen herramientas fundamentales para esta tarea.

El estomatólogo debe conocer los hábitos, costumbres e informaciones que poseen los miembros de su comunidad y utilizar diferentes vías para lograr la comunicación, con el propósito de derribar barreras y obstáculos para poder ejecutar las acciones del programa de educación para la salud bucal, con una activa participación de los individuos, capaz de permitir su control y evaluación.

En la Clínica Estomatológica se persigue elevar el nivel educacional y cognoscitivo de la población asignada, por lo cual se buscan nuevos mecanismos para incrementar los conocimientos sobre diferentes temas sanitarios.

La higiene bucal es parte integrante de la higiene personal, un pilar que promueve la salud del individuo, para lograr esto debe garantizarse un buen cepillado, dirigido a una correcta remoción de la placa dentóbacteriana y restos de sustancias consumidas, balanceada alimentación y controles estomatológicos periódicos, donde se refuerce el valor profiláctico de las consultas para detectar precozmente las enfermedades (3).

Estudios efectuados sobre control, prevención y eliminación de la placa dentobacteriana mediante diferentes técnicas participativas, han puesto de relieve que solo el trabajo educativo aumenta los conocimientos y logra cambios conductuales sobre salud bucal (4).

La pérdida de dientes, las prótesis y las consiguientes dificultades dentó genas de alimentación y comunicación son acontecimientos penosos y perturbadores para las pacientes en general; por ello, lo más importante no es el tratamiento odontológico en sí mismo, sino el establecimiento de una relación interpersonal firme entre el odontólogo y el paciente. Si el odontólogo conoce la personalidad del paciente, podrá descubrir la forma adecuada para aproximarse y pasar paulatinamente a la rehabilitación odontoprotésica. Por todo lo antes expuesto puede decirse que tal rehabilitación es muy necesaria e importante en el portador de prótesis, ya que puede restituirle las diferentes funciones motoras bucales, para entonces disminuidas por las alteraciones fisiológicas, psicológicas y neuromusculares que aparecen con el desdentamiento, así como mejorar su calidad de vida (12 -14).

Después de la pérdida dentaria la restitución protésica del desdentado es de gran importancia biológica, social y estética, pero luego de su rehabilitación es necesario preservar saludables los tejidos de soporte, ya que con el uso de dentaduras artificiales pueden aparecer diversos factores de riesgo que favorecen las afecciones o enfermedades bucales, todo lo que es evitable si se educa adecuadamente a los pacientes rehabilitados para mantener la salud bucal en condiciones optimas.

Es necesario advertir a los pacientes sobre el uso, higiene y conservación de sus prótesis, además es esencial que acudan con periodicidad al estomatólogo, ya que al garantizar una vigilancia periódica pueden anticiparse a alteraciones que se logran remediar a tiempo. El estomatólogo debe inducir a la población a sentir como sus necesidades los aspectos relacionados con su estado de salud bucal, para ello es fundamental que exista una participación comunitaria efectiva (15-19).

Se ha observado que muy pocos pacientes saben como higienizar y mantener en buen estado sus prótesis. El realizar una correcta limpieza de los aparatos protésicos por parte del paciente ayudará a prolongar la vida útil de las prótesis, así como evitar la acumulación de alimento y formación de sarro (20). También es necesario que las personas sean capaces de solicitar atención dental cuando las prótesis presenten algún tipo de dificultad (21- 24).
Al servicio de prótesis de la Clínica Estomatológica Hermanos Gómez del Municipio 10 de Octubre acude gran cantidad de personas necesitadas de prótesis, a las cuales se les realizan tratamientos protésicos rehabilitadores; sin embargo, llama la atención que una vez solucionado el problema, concurren en un período menor de un año a un año y medio con la prótesis en mal estado (fracturas, manchas y cálculos); fenómeno que alarma, porque no se garantiza una larga duración del aparato protésico en los pacientes, atribuible presumiblemente a un desconocimiento de las medidas de cuidado (25-29) y mantenimiento de las prótesis.
Si se mejora la higiene y conservación de la prótesis redundara en menos demanda en el servicio, menos gastos que podrán ser empleados en un número mayor de pacientes con las consecuentes mejoras en la calidad de nuestras ofertas por lo que pudiéramos preguntarnos: Las opiniones empíricas del autor de este proyecto sobre el poco cuidado con la aparatología protésica tendrán un basamento acertado o desacertado?

¿Conocerán los pacientes portadores de prótesis como higienizar y conservar sus prótesis, para preservarlas en estado optimo? Motivados por todo esto el autor decidió explorar los conocimientos que tienen los pacientes portadores de prótesis del consultorio #36-2, en cuanto a higiene y conservación de sus prótesis se refiere, para identificar la problemática y analizar las posibles alternativas de solución ?.

Objetivos

Determinar el nivel de conocimiento sobre la higiene y conservación de las prótesis en pacientes portadores.
Identificar las necesidades de aprendizaje.
Proponer una estrategia educativa según los resultados obtenidos.

Material y Método

Clasificación de la investigación.

El autor realizó un estudio descriptivo transversal, donde se evaluaron los conocimientos sobre la higiene, y conservación de la prótesis en los pacientes portadores, de uno u otro sexo, con edades entre 19 y 65 años de edad que pertenezcan al consultorio No 36-2 del área de salud de la Clínica

Estomatologíca Hermanos Gómez del Municipio 10 de Octubre de Ciudad de la Habana.

Universo

El universo estuvo integrado por 647 pacientes de 19 a 65 años, pertenecientes a dicho consultorio que sean portadores de prótesis parcial o total acrílicas con independencia del tiempo que lleven portando la misma, dicho estudio se efectuó en el periodo comprendido entre enero y junio del año 2011. Aunque fueron excluidos de este estudio los discapacitados motores y mentales, además de los portadores de prótesis parcial fija y los rehabilitados por implantes, no se presentó ningún caso con estas características. La muestra para nuestro estudio coincidió con la totalidad del universo.

Operacionalización de las variables

Variables

Escala

Descripción

Indicador

Edad

19 a 34

35 a 50

51 a 65

Según años cumplidos.

% según edad

Frecuencia habitual  de higiene bucal.

a-  3 a 4 veces al día.

b-  2 veces al día.

c-  1 vez al día

d-  No todos los días

e-  Nunca.

Según respuesta del

Encuestado.

  % de encuestados según escala.

Medios que UD utiliza para garantizar su higiene bucal.

a-  Agua  y cepillo.

b-  Pasta dental,  agua                                

     y cepillo.

c- Bicarbonato y cepillo.

d- Jabón y cepillo. 

 e- Limón  u otro acido.  

 f- Agua sola.

g-Antiséptico y cepillo..

Según respuesta del

Encuestado.

% de encuestados según escala.

¿Cuál de estos métodos considera correcto para higienizar su boca?

a- Lava toda la superficie de la prótesis, los rebordes, dientes naturales y artificiales, la lengua  y el paladar.

 b- Lava  solo la superficie externa de la prótesis donde están los dientes  artificiales y también lava los dientes naturales.

c-Lava  la superficie que contacta con el paladar, los rebordes y los dientes naturales y artificiales.

Según respuesta del

Encuestado.

% de encuestados según escala.

 ¿Cuando UD efectúa la higiene de su  boca se retira las prótesis?

 a-  S i.

 b-   No.

 c-   A veces.

Según respuesta del

Encuestado.

  %  de encuestados según escala.

¿Conoce UD. las consecuencias que una higiene deficiente le puede traer a su salud bucal y general?

a-Puede  afectarse solo                                                la salud bucal. 

b- Puede afectarse   su               salud  bucal y general. 

c- No se. 

 Según respuesta del

Encuestado.

 % de encuestados según escala.

¿Retira UD. sus prótesis antes de dormir?

a-  Siempre

b-  Nunca

c-  A veces

 Según respuesta del

Encuestado.

%  de encuestados según escala.

¿Conoce usted (aunque no lo realice) cual es el sitio   recomendado  para  colocar  las prótesis  en los momentos en que no estén en uso?

a – Debajo de la             almohada.

b- En un vaso con agua.

c- No lo conozco.

d- Otros.

 Según respuesta del

Encuestado.

% de encuestados según escala.   

¿Cuando presenta molestias y/ o rotura de sus prótesis, como resuelve su situación?

a- Decide arreglarlo UD mismo.

 b-Acude al  protesista.

 Según respuesta del

Encuestado.

% de encuestados según escala.

¿Acostumbra, aun sin molestias a examinar su boca con frecuencia?

a- Si.

b- No.

c- No se a que se refiere.

  Según respuesta del

Encuestado.

%  de encuestados según escala.

 ¿Después de colocada la prótesis,  cada que tiempo UD. ha acudido  a su protesista  para revisarla?

a-  6 meses.

b - 1 año.

c - No he ido porque no he tenido problemas nunca.

 Según respuesta del

Encuestado.

 % de encuestados según escala.

   

 

Nivel de conocimientos

Cualitativa nominal dicotómica

   Adecuado

 Inadecuado

Determinada por las encuestas que tengan un 80% o más respuestas  correctas.

Determinada por las encuestas con  70%  o mas de respuestas calificadas con la escala de selección de respuesta  incorrecta

Por ciento

Por ciento

 

Percepción de las necesidades

Cualitativa nominal politónica

Dada por las discrepancias entre lo que debe conocer y lo que realmente conocen.

Según método de identificación  de necesidades de aprendizaje de David Leyva.

-Existe discrepancia

-No existe discrepancia

Técnicas y procedimiento

De obtención de la información.

Para esta investigación el autor obtuvo la información por diferentes vías:

* Para la obtención de información primaria elaboró un cuestionario para determinar las necesidades educativas en cuanto a conservación e higiene bucal en los individuos portadores de prótesis, utilizó para ello una terminología sencilla que estuviera acorde al nivel educacional de nuestra muestra de estudio. No obstante de existir dudas en cualquiera de los aspectos indagados o las respuestas, se harían las aclaraciones pertinentes.

* Revisión bibliografica de proyectos, artículos y otros documentos que se refieran a actividades educativas sobre la temática en estudio, lo mismo a nivel nacional como internacional.

* A través de un comité de expertos que colaboró con informaciones además de validar esta encuesta, y que estuvo integrada por:

Un especialista en Prótesis Estomatologica,
Un especialista en Educación para la Salud,
Un Psicólogo Educativo.

A través de los registros estadísticos del Dpto. de Prótesis de la Clínica Estomatologica Hermanos Gómez que permitió obtener los datos concernientes a los pacientes dados de alta del servicio y que pertenecían al Consultorio 36-2. Estos datos le permitieron obtener las direcciones de los domicilios donde residían los pacientes, lugar en que fueron llenadas las encuestas.

* A partir de un grupo focal con la población objeto de estudio, con la finalidad de obtener información para la mejor discusión y evaluación de los resultados así como conocer los problemas que el grupo considera necesario modificar

Procesamiento, análisis y presentación de los resultados

Se elaboró una base de datos para el procesamiento de la información obtenida a través del cuestionario. Posteriormente se agrupó las encuestas con relación a los grupos de edades y al número de respuestas contestadas correcta e incorrectamente.

Confeccionó tablas de vaciamiento para determinar el nivel de conocimiento por pregunta en relación a los grupos de edades. Para el análisis de las necesidades de aprendizaje las agrupaciones las hizo por preguntas en la totalidad de los encuestados. Toda la información obtenida se proceso en una base de datos de Excel 2003. Y usó el porcentaje como medida resumen para expresar los resultados.

Evaluación del cuestionario

En cada una de las 10 preguntas de selección única que determinó si el encuestado poseía el conocimiento por pregunta, debía tener señalada la respuesta que el autor de este trabajo consideraba como correcta. Haciéndole al margen de la hoja el señalamiento correspondiente según fuera correcta e incorrecta la respuesta.

La determinación del nivel de conocimientos adecuado a cada encuesta se adjudicó a aquellos encuestados que tuvieran 8 ó mas respuestas correctamente contestadas, mientras que la evaluación de inadecuados a los que tuvieran 7 o mas respuestas incorrectas.

La evaluación de cada encuesta fue agrupada bajo los términos de adecuada e inadecuada, anotándose el término que correspondiese bajo el acápite de datos generales.

Determinación de las necesidades de aprendizaje

Una vez recogido los elementos del cuestionario, procedió a la identificación de las necesidades de aprendizaje a través del método David Leiva, del cual obtuvo los datos que le permitieron buscar alternativas de solución a las necesidades encontradas si estas estuvieran manifiestas, las cuales le permitieron posteriormente elaborar la estrategia teniendo en cuenta las opiniones de los participantes.

Elaboración y estrategia

Las conclusiones diagnosticas determinaron la proposición de una Estrategia Educativa, siguiendo la metodología de la planificación estratégica.

Ética

Las unidades de análisis, fueron las encuestas aplicadas a cada paciente por el autor del trabajo previa aprobación del consentimiento informado. El carácter anónimo de la encuesta y la discreción de los datos aportados por el paciente fueron elementos de obligatorio cumplimiento para garantizar la ética de esta investigación. A partir de estos principios que le explico al paciente, la conformidad fue expresada a través del consentimiento informado

Tablas

Tabla 1. Porcentaje según grupos de edades.

 Grupos de edades

Pacientes portadores de prótesis

Encuestados consultorio 36-2 

cantidad

%

19 a 34

52

8,1

35 a 50

345

53,5

51 a 65

250

38,4

TOTAL

647

100,0

Tabla 2. Porcentaje según frecuencia de higiene bucal y grupos de edades.

Frecuencia de higiene bucal 

                           Grupos de edades

 

19 a 34

35 a 50

51 a 65

Total

%

%

%

%

3 a 4 veces al día

12

23,1

98

28,4

73

29,2

183

28,3

2 veces al día

24

46,2

157

45,5

117

46,8

298

46,1

1 vez al día

9

17,3

49

14,2

47

18,8

105

16,2

No todos los días

6

11,5

39

11,3

10

4,0

55

8,5

Nunca

1

1,9

2

0,6

3

1,2

6

0,9

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

                   

Tabla 3. Porcentaje según medios higiénicos utilizados y grupos de edad.

Medios higiénicos

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

%

%

%

%

Agua y Cepillo

7

13,5

60

17,4

42

16,8

109

16,8

Pasta agua y cepillo

20

38,5

139

40,3

121

48,4

280

43,3

Bicarbonato agua y cepillo

9

17,3

67

19,4

28

11,2

104

16,0

Jabón agua y cepillo

5

9,6

55

15,9

22

8,8

104

12,6

Limón u otro acido

4

7,6

6

1,7

14

5,6

24

3,7

Agua sola

5

9,6

16

4,6

18

7,2

39

6,0

Antiséptico y cepillo

2

3,8

2

0,6

5

2,0

9

1,4

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

Tabla 4. Porcentaje según forma de higiene de la boca y grupo de edades.

Forma de higiene

    Grupo de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

N0

%

%

%

%

Lava toda la superficie. de la prótesis ,los rebordes, sus dientes ,paladar y lengua

12

23,0

91

26,3

85

34,0

188

29,0

Lava solo la superficie externa de la prótesis donde están los dientes naturales y también lava los dientes naturales.

19

36,5

118

34,2

136

54,4

273

42,3

Lava  la superficie de la prótesis que contacta con el paladar, los rebordes y los dientes naturales y artificiales.

21

40,5

136

39,5

29

11,6

186

28,7

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

Tabla 5. Porcentaje según la relación entre higiene deficiente de la prótesis, dientes y su salud.

 

 

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

Total

No

%

No

%

No

%

No

%

 Puede  afectarse sola la salud bucal

14

26,9

112

32,4

93

37,2

219

33,8

No Puede afectarse su salud Bucal y general

38

73,1

233

67,6

157

62,8

428

66,2

No se

0

0

0

0

0

0

0

0

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

Tabla 6. Porcentaje según acción de retirada de la prótesis para higienizarla por grupo de edades.

 

Acción de retirada de la prótesis

Grupos   de Edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

%

%

%

%

Si

26

50,0

167

48,4

163

65,2

356

55,0

No

11

21,1

65

18,8

25

10,0

101

15,6

A veces

15

28,9

113

32,8

62

24,8

190

29,4

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

Tabla 7. Porcentaje que retiran, no retiran o a veces retiran sus prótesis antes de dormir por grupos de edades.

 

Retiran sus prótesis antes de dormir

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

 

%

%

%

%

 

Siempre

7

13,5

57

16,5

110

44,0

174

26,9

 

Nunca

23

44,2

100

29,0

52

20,8

175

27,0

 

A veces

22

42,6

188

54,5

88

35,2

298

46,1

 

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

 

 

Orientación profesional

Grupos de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

 

%

%

%

%

 

Debajo de la almohada

13

25,0

84

24,3

57

21,9

154

23,8

 

Vaso con agua

25

48,1

196

56,8

132

52,8

353

54,6

 

No se me oriento

6

11,5

30

8,7

22

8,8

58

8,9

 

En cualquier sitio 

8

15,4

35

10,2

39

15,6

82

12,7

 

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

 

Tabla 9.   Porcentaje  según actitud ante las molestias y grupo de edad.

Actitud ante las molestias

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

 

%

%

%

%

 

Arregla la prótesis por su cuenta

36

69,2

233

67,5

171

68,4

468

72,4

 

Acude a su Protesista

16

30,8

112

32,5

79

31,6

179

27,6

 

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

 


Tabla 10.    Porcentaje  según auto examen bucal por grupo de edades. 

Auto examen bucal

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

 

%

%

%

%

 

Si

0

0

0

0

2

0,8

2

0,3

 

No

29

55,7

196

56,8

131

52,4

343

52,7

 

No se a que se refiere

23  

44,3

149

43,2

117

46,8

302

47,0

 

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

 


Tabla 11.   Porcentaje del tiempo que acuden al prótesista por grupos de edades. 

Tiempo que acuden al prótesista

Grupos  de edades

19 a 34

35 a 50

51 a 65

     Total

 

%

%

%

%

 

6 meses 

8

15,4

49

14,3

27

10,8

84

12,9

 

I año

15

28,8

81

23,4

59

23,6

155

23,9

 

Voy cuando tengo problemas

29

55,8

215

62,3

164

65,6

408

63,2

 

Total

52

100

345

100

250

100

647

100

 


Tabla 12.   Porcentajes  según número de preguntas contestadas correctamente y grupos de edad.

Porcentaje de pacientes según número de respuestas contestadas correctamente y grupo de edad.

No de   respuestas correctas

Grupos de edad

19 -34

35-50

51-65

TOTAL

#

%

#

%

#

%

#

%

10 preguntas                   

0

0

0

0

2

0,8

2

0,3

9 preguntas                     

4

7,7

31

8,9

29

11,6

64

9,9

8 preguntas                    

7

13,5

52

15,1

45

18,0

104

16,0

7 preguntas                    

6

11,5

40

11,6

25

10,0

71

11,1

6 preguntas                    

8

15,4

63

18,2

55

22,0

126

19,5

5 preguntas                    

10

19,2

59

17,2

26

10,4

95

14,6

4 preguntas                    

5

9,6

33

9,6

26

10,4

64

9,9

3 preguntas                     

6

11,5

49

14,2

23

9,2

78

12,1

2 preguntas                    

4

7,7

14

4,1

19

7,6

37

5,7

1 pregunta                    

2

3,9

4

1,1

0

0

6

0,9

Con 0 pregunta                    

-

-

-

-

-

-

-

-

TOTAL

52

100

345

100

250

100

647

100

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 13.  Nivel de conocimientos  según grupo de edades.

Nivel de conocimientos según grupo de edades.

Nivel de conocimientos

Grupo de edades

 19-34

35-50

51-65

TOTAL

#

%

#

%

#

%

#

%

Adecuados

11

21,1

83

24,0

76

30,4

170

26,2

Inadecuados

42

78,9

262

76,0

174

69,6

477

73,8

TOTAL

52

100

345

100

250

100

647

100

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Análisis y discusión de los resultados

En la Tabla I se presenta la distribución porcentual del universo atendiendo a los grupos de edades.

El universo estuvo integrada por 647 paciente portadores de prótesis del consultorio 36-2 perteneciente al área de Salud de la Clínica Estomatologica Hermanos Gómez del Municipio 10 de octubre. Nótese que el grupo de edad de 35 a 50 años represento el más significativo de los encuestados con un 53,5 %, seguido por el de 51 a 65 años con un 38,4 % y el de 19 a 34 años de edad correspondió a solo a 52 pacientes para un 8,1 % del total.

En la tabla 2 se valora la distribución de los encuestados según grupo de edades y frecuencia de la higiene bucal. En la totalidad del universo, la frecuencia del cepillado mas notoria es 2 veces al día (46,1%), y la frecuencia menos representada (0,9%), corresponde a los que nunca higienizan su boca. El mayor por ciento en que cepillan su boca de forma correcta en frecuencia corresponde, al grupo de 51 a 65 años de edad. Con un cepillado de dos veces al día se comportan similares los tres grupos estudiados, con una ligera diferencia a favor en el grupo de 51 a 65 años.

Consideramos que el incremento del número de encuestados en el cepillado dos veces al día, se deba a razones tales como: la vida laboral de la mayoría esta población, que conlleva horas fuera de su casa y no tener un lugar adecuado donde poder retirar sus prótesis sin temor a ser visto, ya que las instalaciones sanitarias en muchas ocasiones no gozan de la privacidad necesaria.

Esta aseveración es también valida para los no portadores de prótesis ya que en diversos estudios realizados en pacientes no portadores la frecuencia de cepillado de dos veces al día es la de mas alto porcentaje, por lo que inferimos que se mantienen los mismos hábitos higiénicos en pacientes totalmente dentados parciales y totales portadores de prótesis (28), reflejados por un numero de autores (29-31).

También consideramos que el grupo de 51 a 65 años en el que predomina discretamente la correcta frecuencia de cepillado, pueda deberse a que esas personas ya han interiorizado el valor y la necesidad de conservar y mantener sus prótesis y dientes, siguiendo las orientaciones que le fueron dadas, en el momento que le instalaron la prótesis .Recuérdese que a este grupo pertenecen los jubilados que poseen condiciones de privacidad para esta actividad.

Existen otras condiciones fisiológicas que aunque aumentan con los años, como son la reabsorción de los rebordes residuales (31), han sido también estudiados y descritos por otros investigadores como Río Highsmith J. en su trabajo "Odontología integrada para adultos" (32). Esta consideración anatómica además de haber afectado a los mas adultos también pudieran haber comprometido al grupo de 35 a 50 (similares porcentajes con los mas adultos) que se ven necesitados de higienizar sus prótesis por estar comprometido el sellado periférico de las mismas y ser vía de entrada a alimentos por debajo de ellas (34).

Otro elemento a considerar, en la mejor frecuencia de higiene de los de mas avanzada edad, es la xerostomia, la cual resulta muy molesta para la retención de prótesis muco soportadas ,por la sequedad de la boca que los obliga a humedecérsela de alguna forma, entre las que podía estar la higiene bucal.

Los Dres. Cuñat y Maestro en su trabajo "Higiene de la boca y prótesis dentales" encontraron como hallazgo mas frecuente, el cepillado 2 veces al día, coincidiendo también con otros trabajos al respecto (35, 36,37).

Según estudios realizados en Turquía por los Dres Idildik-Bas y colaboradores (38-42) más de la mitad de los portadores de prótesis no la cepillan 4 veces al día (después del desayuno, almuerzo y comida y antes de acostarse),

En la tabla 3 se brinda información sobre el medio que utilizan los encuestados portadores de prótesis para realizar la higiene bucal y podemos apreciar que el 43,3% de los mismos realizan la higiene con agua, cepillo y pasta dental. Cabe señalar que para este tipo de medio los más adultos fueron los mejores representados, decreciendo después el porcentaje a medida que decrecía la edad. El agua y cepillo ocupo el segundo lugar entre los medios higiénicos priorizados en los adultos de 35 a 50 años 17,4%.

En el que utilizan limón u otro acido, el de 19 a 34 años ocupo el primer lugar 7,6%, los otros 2 grupos mantienen cifras inferiores. El agua como único medio higiénico también tuvo como protagonista este mismo grupo, seguido del de 51 a 65 años que fue de 7,2 %. La higiene con cepillo, y antisépticos tuvo la menor significación en todos los grupos.

De los 3 grupos de edades el de 51 a 65 años fue el que obtuvo un 48,4% en cuanto a higienizar sus prótesis y dientes con agua, cepillo y pasta dental, seguidos del de 35 a 50 años con un 40,3%, y el de 19 a 34 años con un 38,5%.

Con respecto a los hallazgos encontrados inferimos que a pesar que las cifras mayores de los encuestados cepillan sus prótesis y dientes con los medios correctos.

El uso del bicarbonato, jabón y ácidos son de creencias y tradiciones populares trasmitidas a través de generaciones y pudieran de alguna forma influir en lo que realizan este tipo de medio.

Resulta preocupante los que lo realizan con agua solo, o ácidos, ya que de la primera forma no se eliminan totalmente los detritus alimenticios y las grasas y en el caso de los ácidos se altera la composición del material protésico no siempre apreciable a simple vista pero creando superficies porosas que contribuyen a retener aun mas los restos de alimentos y las bacterias bucales que no hacen a los dientes naturales y el parodonto ajenos a esta agresión.

La pasta dental es un medio de uso colectivo por lo que por mucha frecuencia se mantiene en el hogar y no se lleva consigo al trabajo.

La eficiencia del cepillo dental y la pasta dental como medios de lograr la higiene fue demostrada en la investigación realizada por la Dra. Mulet García y colaboradores (38) donde compara la eficiencia del uso del cepillo dental y dentífricos en pacientes portadores de prótesis antes y después de una intervención higiénica. Al iniciar su estudio solo tres personas 13% tuvieron una higiene aceptable según índice de O'Leary y al finalizar el corte evaluativo lograron con estos medios tener una menor cantidad de superficies protésicas y dentarias teñidas en 16 personas 69.6 %, lo que fue estadísticamente significativo.

Los Dres Iidildik-Bas y colaboradores (42), demostraron que aunque la inmensa mayoría utilizaba pasta dental para la higiene bucal, algunos pacientes empleaban sustancias abrasivas que deterioraban las superficies masticatorias de estos aparatos.

En el año 2006 el Dr. Preoteasa E y colaboradores reportaron que los pacientes, no siguen las instrucciones dadas con respecto a la higiene de su dentadura artificial cuando se están higienizando (44).

En el 2008. Pisan y colaboradores determinaron que el uso del perborato de sodio sobre la prótesis es aconsejable por su acción antiséptica, y no realizo alteraciones significativas en las propiedades del acrílico (45).

Al analizar la tabla 4 observamos que el 29,0% del total de los encuestados lavan toda la superficie de su prótesis, los rebordes desdentados, dientes lengua y paladar. Los que lavan solo la superficie de sus dientes representan un 42,3%, y los que lavan solo la superficie de la prótesis que contacta con el paladar, los rebordes, los dientes naturales y artificiales comprometen el 28,7% del total.

El porcentaje más representativo dentro de esta forma de higiene 40,5% son los más jóvenes.

Los máximos representantes por grupos de edades de los que lavan la superficie externa de la prótesis donde están los dientes artificiales y también lavan los naturales representan el 54,4%, y son del grupo de edad de 51 a 65 años.

La rapidez de la vida moderna, el pudor personal, y el posible desconocimiento informativo de higienizar detalladamente su cavidad bucal y de las secuelas que conlleva la no correcta forma de hacerlo, son las razones que consideramos motivan que prevalezcan las formas de los cepillados incorrectos La mayoría de nuestros encuestados están en una edad laboral o de estudio, y el comer fuera de su entorno familiar le dificulta la retirada de su prótesis para la higiene por no tener la privacidad suficiente para hacerlo.

Estamos en presencia de una población generalmente trabajadora que almuerza o cena fuera de su entorno familiar lo que le dificulta la retirada de su prótesis para la higiene ya que conspira con su intimidad. En su trabajo "Control de higiene bucal en pacientes geriátricos portadores" la Dra. Lauzardo García, se refiere a la evaluación de la higiene bucal y obtuvo resultados similares al nuestro en cuanto a la forma prevaleciente de higienizar las prótesis y los tejidos de soporte (41).

.En el trabajo de la Dra. Mulet García y colaboradores enfoca que en su grupo focal, la mayoría al principio de la investigación desconocían la forma correcta de cepillar los dientes y sus prótesis (39).

En la investigación los Dres. Marchini L, y Montenegro titulado "Prótesis Dental en la Tercera Edad" del año 2003 realizada en una comarca de Río de Janeiro, reflejaron que en su grupo de pacientes un 78.3 % no conocía la forma correcta de higienizar sus prótesis (40).

El Dr. Núñez Antúnez (34) planteo en su estudio que el mayor desconocimiento encontrado en un grupo de pacientes se correspondió con la forma del cepillado de la prótesis, su frecuencia y duración aseveración también confirmada con el Dr. Díaz del Mazo (35) y Turcaz (36) en estudios similares.

En la tabla 5 se observa el criterio de los encuestados sobre el grado de conocimiento de las consecuencias de una deficiente higiene para su salud.

Observamos que el 66,2% representan los que no conocen las consecuencias de una higiene deficiente para su salud.

Estudios realizados en 61 individuos portadores de prótesis total donde se evaluaron las características de la ecología microbiana en saliva, tejidos blandos y superficies de las prótesis plantean que los microorganismos encontrados son potencialmente patógenos y pueden afectan notablemente la salud del individuo. Diferentes tipos de estreptococos y estafilococos relacionados con la Endocarditis Bacteriana, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y trastornos gastrointestinales fueron aislados en la saliva y superficie de prótesis en pacientes portadores, desconocer ese particular traería daños irreparables a su salud (42).

Se analiza en la tabla 6, el porcentaje de encuestados según retirada de sus prótesis para higienizarla. Una valoración de los resultados nos permite decir que los que se la retiran representan un 55% de los encuestados seguido del 29,4 % los que la retiran a veces y con un 15% los que no la retiran para higienizarlas y su relación con los grupos de edades, se observa que los de 51 a 65 años representan el mas alto porcentaje, 65,2%. de los que hacen el proceder correcto.

En el grupo de 19 a 34 años se observa que el mayor porcentaje 21,1 % no se la retira para higienizársela, y en el grupo intermedio de edad se encuentran 113 individuos 32,8% que son inconstantes en a retirada de la aparatología..

Retirar la prótesis para cepillarla, garantiza no sólo una mejor higiene de ésta y de los dientes remanentes, sino la prevención de caries dentales, toda vez que la destrucción de las estructuras dentarias es el resultado de los productos bacterianos y no del aparato protésico como tal, de modo que cepillándolo bien se logra controlar el acumulo de microorganismos.

Coinciden con nuestros hallazgos los de la Dra. Abreu que en su investigación "Conocimientos y hábitos en pacientes portadores de prótesis dentales en relación con su uso y cuidados", encontró que el 86,0 % de los encuestados se retira la prótesis al cepillarla y nunca lo hacen de esa forma el 14 % (43).

Notese en la tabla 7 el porcentaje de encuestados, según frecuencia de retirada de prótesis al dormir.

Del total ,298 pacientes representan el mayor porcentaje de la retirada en ocasiones, lo que hace un 46,1%. Con similares porcentajes se encuentran los que siempre realizan esta actividad y los que nunca la realizan.

El grupo de 19 a 34 años represento a la negativa de retirada de más altos valores para un 44,2%, y la inconstancia en la retirada fue más alta en el de 35 a 50 años con el 54,5%.

Retirar la prótesis para el descanso nocturno constituye una medida indispensable para lograr que la mucosa bucal reciba el descanso necesario ante los cambios hísticos que ésta provoca con el uso continuo.

¿Que factores pudieran estar influyendo en que las mas jóvenes edades de este estudio sean los mayores del nunca y el a veces?

La experiencia profesional nos permite decir que esta razón tiene un peso fundamental en la población marital o conyugal y que incluso considera que retirar sus prótesis al dormir implica que la pareja conozca su condición de portador, algo que se mantiene con mucha discreción entre los cónyuges, y sobre todo en las féminas y que es expresado frecuentemente en las consultas. Solo la experiencia protésica y otras psicológicas que los liberan de estos perjuicios puedan explicar que el grupo de 51 a 65 años realice en su mayoría 44,0 % la conducta terapéutica adecuada.

Nuestros resultados difieren de los del Dr. Carvalho de Oliveira quien detecto en su investigación que más del 60 % de los portadores de prótesis no las retiraban durante el sueño (45). Muchos profesionales le confieren gran importancia al tiempo de uso diario y recomiendan un receso entre seis y ocho horas al día.

Preoteasa E, y Ionescwu, en un artículo publicado plantean que la reducción del volumen de saliva conlleva a que los portadores de prótesis sufran de Estomatitis sub.-Protésica. La prevalencía de la xerostomía se sitúa en cerca del 40% en mayores de 60 años según las investigaciones. (47).

En un pesquisaje de lesiones malignas y premalignas de la cavidad bucal el Dr. León y colaboradores encontraron que mas del 58,8 % de los pacientes que tienen lesiones no se retiran las prótesis para dormir (53).

En esta tabla 8 observamos que del total estudiado, el 54,6% colocan sus prótesis en un vaso con agua, seguido del 23,8% que la guardaba debajo de la almohada. Un ínfimo porcentaje refirió no haber recibido orientaciones al respecto. En cuanto al comportamiento por edad, el grupo de 35 a 50 años 56,8 fue el que mas practicaba la forma correcta de conservar la prótesis garantizando así la integridad del material de base de la prótesis.

La selección correcta en 353 encuestados pudo estar condicionada a hábitos personales y familiares que pasan de una generación a otra, pues esa alternativa de conservación nocturna esta enraizada en la población.

Al analizar la tabla 9, observamos que el 72,4% de los encuestados prefieren solucionar el problema que pueda tener su prótesis por sus medios, los que acuden al estomatólogo, representan el 27,6%. Esta respuesta esta bien representada en los 3 grupos de edades con porcentajes similares.

Estos resultados infieren que los pacientes intentan resolver el problema por sus medios para evitar trasladarse a la unidad estomatologica.

Expondremos las consideraciones generales que pudieran explicar esta actitud.

*no exponerse al medio social sin prótesis.

*considerarse psicológica y técnicamente apto para realizar esta actividad y no postergar la que tenían planificada.

*inconformidad con la demora que conlleva la reparación de su prótesis en la clínica estomatologica.

*la inmediatez en la solución de su problema.

La tabla 10 muestra que solo dos individuos del grupo de 51 a 65 años cumplieron con este importante requisito de realizar el auto examen bucal.

El 52,7% y el 47,0% representan respectivamente el no lo realizan y la ignorancia sobre la temática. Para estas 2 consideraciones de respuestas se comportaron de forma similar los 3 grupos de edades.

Numerosas son las afecciones o patologías que pudieran ser detectadas a través del auto examen bucal, relacionado o no con el uso de la prótesis y que redundarían en la conservación del aparato protésico.

Reportes de los Dres. Marchini L y Montenegro reflejan en un trabajo realizado en pacientes portadores con menos de cinco años de uso que el 57,4 % desconocían totalmente como revisar las áreas aledañas a los aparatos protésicos y los portadores con mas de ocho años eran el 72,4% de la muestra y también lo desconocían(51).

El Dr. León, en un estudio sobre lesiones malignas demostró que el 88,4 % de los pacientes encuestados no conocen lo que es el auto examen bucal (53).

En la tabla 11 se aprecia el tiempo en que acude el paciente a revisar sus prótesis. El mayor porcentaje de la totalidad de la muestra fue de 63,2% y el menos el que acude cada 6 meses con un 12,9%.

El grupo de edades que va cuando solo tiene problemas mejor representado fue el de 51 a 65 años, pero independientemente de ellos todos los grupos compartieron igual altos porcentajes. La falta de información que pudiera existir en nuestras unidades, el no tener síntomas y no estar previsto el rechequeo en la agenda de turnos, pudieran ser las razones que avalen estos resultados.

Carvalho en un estudio en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sao Paulo, reflejo que casi la tercera parte de los pacientes manifestaron no haber recibido orientación sobre cuando se deben revisar las prótesis dentales

y otro grupo, un tercio del total lo creían poco necesario (52)

La Dra. Mulet hallo que solamente el 16,3 % de sus pacientes encuestados visitan cada 6 meses al estomatólogo (38)

En la tabla 12 analizamos el número de las preguntas contestadas correctamente por los encuestados atendiendo a los grupos de edades .y el total. Observemos que, solo el 0,8% de los pacientes de 51 a 65 anos contestaron correctamente las 10 preguntas, lo que representa del total de los encuestados solo el 0,3%.

No hubo ningún encuestado sin al menos 1 pregunta contestada correctamente y contestaron 6 preguntas bien, los mayores números de preguntas contestadas correctamente corresponden a 6, 5, y 3 respectivamente.

La Dra. Abreu en su estudio encontró que solo el 18,0 % de los encuestados acudía a reconsultas (43)

En la tabla 13 comparamos el nivel de conocimiento por grupo de edades de los encuestados, donde resalta que solo el 26,2% presentan un nivel de conocimiento adecuado, estando mas representado por el grupo de 51 a 65 años para un 30,4%. y menos por los de menor edad para un 21,1%.

Los conocimientos inadecuados representan el 73,8%.

De nuestros hallazgos se infiere que es preciso brindar a la población portadora de prótesis dental de nuestra área de salud la motivación imprescindible para mejorar su educación sanitaria en lo que refiere a la higiene y conservación del aparato protésico, convencidos de que el incumplimiento de estos aspectos influye en la prevalencia y gravedad de algunas enfermedades periodontales, caries dental y otras lesiones de la cavidad bucal; y por ende disminuir la vida útil de la prótesis.

A nuestro juicio, es elevado el porcentaje de personas entrevistadas que no tenían conocimiento alguno sobre la higiene y conservación de la prótesis, lo cual revelo la imperiosa necesidad de intensificar las acciones sanitarias en este sentido por todos los medios de difusión y otros mecanismos orientadores y de educación para la salud.

La Dra. Espesor, en un estudio realizado en la Ciudad de Camaguey en el año 2006, sobre un impacto de proyecto de salud buco dental reportó que la información higiénica sanitaria fue evaluada en un 92 % insatisfactoriamente (54) datos que se corresponden con nuestra investigación.

Los resultados del Dr. Narby B. coinciden con los nuestros (56).

CUADRO DE DETECCIÓN DE NECESIDADES DE DAVID LEYVA

QUE DEBERÍA HACER

QUE ES REALMENTE

DISCREPANCIA

NECESIDADES

ALTERNATIVAS

DE SOLUCIÓN

Todos los portadores de prótesis,  deben conocer la frecuencia del cepillado de sus prótesis. 

Solo el 28,3% de los encuestados conocen la frecuencia de cepillado correcta.

Existe de 72,7% que no conocen este aspecto. 

Desarrollar habilidades higiénicas en cuanto a la frecuencia del cepillado de sus prótesis.

Explicar mediante técnicas de educación para la salud, la frecuencia correcta del cepillado de sus prótesis., mediante charlas, demostraciones

Con videos y plegables involucrando a la consejera bucal de la clínica, la enfermera y el medico de la familia.

Utilizar el vehiculo correcto para la higienización de su boca.

 Solo el 43,3% de los encuestados realiza con el vehiculo o medio correcto el cepillado de sus prótesis.

 La discrepancia es de 56,7%

Dominar el medio correcto con que van a cepillar sus prótesis.

Divulgar los medios higiénicos  más correctos mediante el cual realizaran la higiene de sus prótesis, mediante charlas, dinámica de grupo  para aportar  la experiencia de todos. Carteles.

 Todos los portadores de prótesis deben realizar la  higiene de las diferentes partes de  sus prótesis, rebordes, dientes artificiales y remanentes, paladar y lengua.

Solo el 29,0% conoce la manera correcta de higienizar sus prótesis, rebordes, dientes remanentes., paladar y lengua.

La discrepancia es de 71,0%. 

Conocer la forma correcta de higienizar la prótesis, rebordes y dientes remanentes. 

Explicar la forma y metodología correcta para realizar la higienización de sus prótesis, rebordes y dientes remanentes, durante el cepillado de las mismas., mediante charlas, demostraciones, y reuniones grupales.

Deben  retirar la prótesis de la cavidad bucal para realizar su mejor higiene.

 Solo el 55% retira la prótesis de la cavidad bucal para su  higiene.    

 La discrepancia encontrada es de 45%.

Fomentar conocimientos de la necesidad e importancia de retirar la prótesis de la cavidad bucal para poder realizar una optima higiene de las mismas. 

 Demostrar la importancia, así como la necesidad de retirar la prótesis de la boca, para poder realizar una mejor higiene de las mismas, mediante charlas, y técnicas grupales.

Deben conocer las consecuencias que la higiene deficiente trae a su salud bucal y general.

Solo el 33,8% conoce las consecuencias de la mala higiene de sus prótesis.

La discrepancia es de 66,2%.

Desarrollar conocimientos para  mantener la buena higiene de las prótesis.

Incrementar programas de educación para la salud mediante charlas educativas y videos. A enfermeras de la familia  y consejeras bucales para que activen los murales de las áreas con estos temas.

Necesidad de retirar la prótesis durante el periodo de sueño.

 Solo el 26,9% la retira siempre antes de dormir.

La discrepancia es de 73,1%

Instruir sobre la necesidad de retirar las prótesis durante el periodo de sueño. 

Capacitar a voluntarios de Los CDR sobre la importancia de la retirada de la boca de la prótesis durante el sueño para evitar asiento de patologías, mediante charlas, conversatorios comunicación directa. para que sean trasmitidas a los pacientes portadores Plegable ilustrado con consecuencias negativas de los pacientes  que no se retiran sus prótesis para dormir.

Colocar la prótesis en el sitio correcto cuando  no esta en uso.  

 Solo el 54,6% la coloca en el sitio correcto cuando no esta en uso.

.

 La discrepancia es de 45,4%

Conocer el lugar correcto para colocar la prótesis cuando no esta en uso.  

Informar sobre la importancia de colocar la prótesis en el sitio correcto cuando no esta en uso, mediante charlas educativas, reuniones grupales y de las organizaciones de masas

A  enfermeras de la familia, consejeras bucales para que activen los murales de las áreas con estos temas.

Cuando el paciente presenta molestias acudir a su estomatólogo.

Solo el 27,6% de los encuestados acude a su estomatólogo cuando presenta molestias con su prótesis.

La discrepancia es de 72,4%.

Instruir para que cuando el paciente presente molestias con su prótesis acuda a su estomatólogo.

Explicar la importancia de acudir al estomatólogo cuando tiene molestias con su prótesis, mediante charlas explicativas, coloquios, experiencias individuales de situaciones ocasionadas llevadas a un colectivo.

La importancia del examen bucal.

Solo el  0,3% examina su boca con frecuencia.

La discrepancia es   99,7%.

Tener conocimiento sobre la importancia del examen bucal.

Motivar a la población que usa prótesis para realizar el auto-examen bucal.

Desarrollar percepción del mensaje.

Power point ilustrativo, Salud para la vida. En salas de espera.

Acudir a revisar su prótesis cada 6 meses.

Solo el 12,9% acude a revisar su prótesis cada 6 meses.

La discrepancia es  87,1%.

Fomentar conocimientos en los pacientes sobre la importancia de revisar su prótesis cada 6 meses.

Explicar la importancia mediante un plegable, de acudir a revisar sus prótesis y las patologías que  puedan padecer los pacientes.

Controlar el uso de las prótesis por parte del EGI. En la Atención Primaria de Salud.

Análisis de Detección de Necesidades de David Leyva

Conclusiones Diagnosticas.

Se analizan las discrepancias entre lo que deben conocer y lo que realmente hacen los pacientes portadores de prótesis sobre higiene y conservación de sus aparatos.

Se comprobó que los pacientes no conocen los elementos fundamentales para realizar una correcta higiene y conservación de sus prótesis.

Los porcentajes obtenidos como discrepancia oscilan entre 45,4 y 99,7% para la totalidad de las preguntas de la encuesta. Los porcentajes de discrepancia correspondieron a las preguntas 4 y 7 con 45,0 y 45,4 % respectivamente, y relacionados con la retirada de prótesis al higienizarlas y y colocarlas en el sitio correcto cdo no esta en uso, mientras que los mas altos porcentajes con necesidades de aprendizaje encontrados fueron las preguntas 9, 3 10, 6, y 1.

Todas ellas relacionadas con porcentajes superiores al 73,1%. Y relacionadas con un conjunto de problemas de aprendizaje que ordenamos de acuerdo a los objetivos de nuestro trabajo:

La forma de higienizar la prótesis.
Frecuencia de cepillado de prótesis y dientes..
En que momento debe acudir a reconsulta.
Necesidad de retirar la prótesis en el periodo de sueño.
No se realiza el autoexamen bucal.

Propuesta de Estrategia Educativa

Problema:

La población estudiada desconoce como realizar correctamente la higiene de las prótesis y dientes remanentes, así como una correcta conservación de las mismas.

Objetivo:

Modificar los conocimientos y habilidades para mejorar la higiene y conservación de las prótesis y dientes.

Resultados esperados:

Lograr que la población obtenga el 70% como calificación de adecuados.

Limite.

El tiempo asignado para la ejecución de esta estrategia será de tres meses.

 

Actividades

Lugar

Frecuencia

Ejecutor

Responsable

Resultados esperados

Charlas Educativas

a)Como cuidar los aparatos protésicos

b) Higiene, y conservación de las prótesis.

Área de espera de las clínicas estomatologicas y del consultorio del medico de la familia.

Consejeria de la Salud.

Lugar de reunión de la Universidad del Adulto Mayor.

Semanal

Trimestral.

Mensual.

Técnico de atención Estomatologica, Enfermeras de la Familia, Grupos de iguales, 

 promotores de salud.

Trabajadores sociales

Jefe de Servicio.

Responsable de Educación para la salud.

Lograr que el 70% de la población aprendan a cuidar su prótesis y como realizar su higiene.

Carteles sobre forma de  higiene del aparato protésico.

Almanaque.

Bodegas

Farmacia

Consultorio

Zona de los CDR

Área de espera de la clínica

Conserjería bucal

Permanente

Técnico de atención Estomatologica, Enfermeras de la Familia, Grupos de iguales, 

Trabajadores sociales

Jefe de Servicio.

Responsable de Educación para la Salud.

EGI, EGB, Enfermera, TAE.

Lograr que el 90% de la población realice correctamente la higiene de su aparato perotesico

Mensajes.

Visitas al estomatologo cada 6 meses.

Conserjería bucal

En la consulta del medico de la familia.

En el interior de la farmacia y bodegas

Permanente

Técnico de atención Estomatologica, Enfermeras de la Familia, Grupos de iguales, 

Trabajadores sociales

Jefe de Servicio.

Responsable de Educación para la Salud.

EGI, EGB, Enfermera TAE.

Lograr que el 70% de la población conozca que debe acudir cada 6 meses a revisar su prótesis.

Video educativo de Salud para la vida.

Sobre auto-examen bucal..Autora Dra.  Josefa Miranda.

Aulas del medico de la familia y clínica estomatologica

Mensual

Técnico de atención Estomatologica, Enfermeras de la Familia, Grupos de iguales, 

Trabajadores sociales

   Jefe de Servicio.

Responsable de Educación para la Salud.

EGI, EGB, Enfermera TAE.

Lograr que el 80% de la población obtenga calificación de adecuado

Dinámica de grupo, intercambio de experiencias y socialización con el grupo en relación a los beneficios obtenidos a partir de que comienzan a realizar la higiene y conservación correcta de la prótesis.

Aulas del medico de la familia y clínica estomatologica. Aulas de la Universidad del Adulto Mayor.

Mensual

Técnico de atención Estomatologica, Enfermeras de la Familia, Grupos de iguales, 

Trabajadores sociales

  Jefe de Servicio.

Responsable de Educación para la Salud.

EGI, EGB, Enfermera TAE.

Lograr que el 70% de la población pueda mostrar los beneficios en términos de salud bucal obtenidos a partir de una correcta higiene y conservación de sus prótesis.

Motivar a otros pacientes.

 

Sistema de Evaluación

* Evaluación del proceso:

Se elaboraran los indicadores para evaluar las preguntas a partir de los mayores porcentajes de preguntas obtuvieron la categoría de inadecuada.

Se evaluaran todas las actividades programadas según fecha establecida en la estrategia.

Se evaluara por:

- Por ciento de actividades realizadas.

- Calidad de la preparación de las actividades educativas.

- Divulgar en los Centros de la Comunidad el Tema: Importancia del uso de la Prótesis.

.

* Evaluación del resultado.

Se evaluaran los resultados esperados según el por ciento de pacientes que saben realizar la higiene de las prótesis

* Evaluación del impacto.

- El impacto se evaluara mediante la incorporación de esta estrategia en el quehacer de las Clínicas del Municipio 10 de Octubre.

- Los pacientes portadores sepan higienizar las prótesis desde que comienzan a usarla.

Conclusiones

El nivel de conocimientos inadecuado, prevaleció en todos los grupos de edades.
Los encuestados mostraron mejores conocimientos a medida que aumentaba su grupo de edad.
Las necesidades de aprendizajes identificadas fueron:
Forma de higienizar la prótesis
Frecuencia de cepillado de prótesis y dientes naturales
Momento de la reconsulta
Necesidad de retirar la prótesis durante el sueño
No saben ni practican el autoexamen bucal
La estrategia propuesta incluye actividades educativas que informan, motivan y enseñan el cuidado de la prótesis, mediante técnicas y materiales educativos que permiten cambiar la situación actual de salud de la comunidad.

Xll-Referencias bibliográficas

1- Navarro, V. A Critique of the Ideological and Political Position of the Brandt Report and the Alma Ata Declaration (Crítica de la Posición Ideológica y Política del Informe Brandt y la Declaración de Alma Ata). International Journal of Health Services. Vol. 14, No. 2 (1984): pp. 159-172.
2- Luetich A, Morini E, Cura A. Proyecto innovativo de educación para la salud bucal. Rev. Ateneo Argent Odontol 2000; 39 (1): 5-12.
3- Cuba. Ministerio de Salud Pública. Guía para la evaluación del trabajo en educación para la salud en estomatología. La Habana: MINSAP, 1998.
4- Programa Nacional de Atención Estomatológica Integral a la Población. La Habana: MINSAP, 1992:6-9.
5- Navarro J, Limonta E, Araújo T. Consejería de salud bucal para adultos del Consultorio Médico nr 17 del Reparto Sueño [biblioteca virtual en línea] [consulta: 8 julio 2004].
6-. Cuba. Ministerio de Salud Pública. La salud pública en Cuba. Hechos y cifras. La Habana: MINSAP, 1999: 1 – 49.
7-. Velasco Ortega E. Envejecimiento bucal. En: Bullon FP., Velazco OE. Odontoestomatología geriátrica. La atención odontológica integral del paciente de edad avanzada. Madrid: Editorial IM&C, 1996: 159 – 69.
8- Geering AH, Kunder M. Atlas de prótesis total y sobre dentaduras. 2 ed. España: Científica y Técnica; 1993: 119 – 23.
9- Cossío Capellán T. Prótesis estomatológica T1. Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1989.p.2-3, 62, 67.
10- Río Highsmith J del. Odontología integrada para adultos. Madrid: Editorial Pues; 1999.p. 193, 304-07.
11- Padilla DMP, Souza MAL de. Alterações da mucosa bucal em dois grupos de idosos do Brasil e Inglaterra. Rev. Odonto Ciência 1998; (25): 175–202.
12- Río Highsmith J del. Modelos guías de "instrucciones de manejo, cuidado y mantenimiento de las prótesis dentales convencionales" [en línea] 2002 octubre 28 [fecha de acceso 14 de julio de 2003]. URL disponible en: http://www.infomed.es/cnavarra/pdf/instrucciones.pdf.]
13- Cuba. Ministerio de Salud Pública. Área de asistencia médica y social. Dirección Nacional de Estomatología. Programa Nacional de Atención Estomatológica Integral a la Población. En prensa 2002.
14- Núñez de Villavicencio Porro F, González Menéndez R, Ruiz Rodríguez G, Álvarez González MA, Leal Ortega Z, Suárez Vera DM, et al. Psicología y salud. Ciudad de La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001; .p. 43–5, 55–6.
15- SinKoç CR. Educação em saúde bucal e a motivação do paciente. Rev. Odontol Univ Santo Amaro 2001; 6(1–2): 40–3.
16- Borges Yanes A, Sosa Rosales M. Campaña de Educación para la Salud. En: Programa Nacional de Atención Estomatológica Integral a la Población. La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2002: 103.
17- Instrucciones de manejo, cuidado y mantenimiento de prótesis total. [Biblioteca virtual en línea] [Consulta: 12 abril 2005].
18- Amézcua García L. Sus prótesis totales. [Biblioteca virtual en línea] [Consulta: 12 abril 2005].
19- Menéndez Vázquez L. La consejería de salud bucal y su utilidad para la especialidad de prótesis estomatológica. Rev. Cubana Estomatol 2003; 40 (2) [Revista electrónica] [Consulta: 7 abril 2005].
20- Fuster Torres M. Recomendaciones para la higiene de las prótesis bucales. [Biblioteca virtual en línea] [Consulta: 7 mayo 2005].
21- García del Prado GL, Gutiérrez Hernández ME, Arias Tabares O, Sáez Carriera R, Gutiérrez Hernández N, Lazo Amador Y. Método para la limpieza de la prótesis dental y hábito del uso de la misma. [Biblioteca virtual en línea] [Consulta: 9 febrero 2005].
22- Limpieza de prótesis removibles. [Biblioteca virtual en línea]. <2004].http://foros.cantv.net/forum/forum-post.asp> [Consulta: 15 junio 2004].
23- Abreu de la Huerta MC, Sanjurjo Álvarez MC, Fornaris Frías MF. Conocimientos y hábitos en pacientes portadores de prótesis dentales en relación con su uso y cuidados. [Revista electrónica] MEDISAN 2004; 4 (4). [Consulta: 7 mayo 2005].
24- Torres Curí EM, Rosales JM. Valoración entre el uso nocturno y la adaptación a la prótesis estomatológica. Rev. Cubana Estomatol 2000; 37 (2): 77 – 83.
25-.Cossío Capellán T. Prótesis estomatológica T1. Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1989.p.2-3, 62, 67.
26- Río Highsmith J del. Odontología integrada para adultos. Madrid: Editorial Pues; 1999.p. 193, 304-07.
27- Padilla DMP, Souza MAL de. Alterações da mucosa bucal em dois grupos de idosos do Brasil e Inglaterra. Rev. Odonto Ciência 1998; (25): 175–202.
28- Río Highsmith J del. Modelos guías de "Instrucciones de manejo, cuidado y mantenimiento de las prótesis dentales convencionales" [en línea] 2002 octubre 28 [fecha de acceso 14 de julio de 2003]. URL disponible en: http://www.infomed.es/cnavarra/pdf/instrucciones.pdf.
29- Cuba. Ministerio de Salud Pública. Área de asistencia médica y social. Dirección Nacional de Estomatología. Programa nacional de atención estomatológica integral a la población. En prensa 2002.
30- Núñez de Villavicencio Porro F, González Menéndez R, Ruiz Rodríguez G, Álvarez González MA, Leal Ortega Z, Suárez Vera DM, et al. Psicología y salud. Ciudad de La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001; .p. 43–5, 55–6.
31-.SinKoç CR. Educação em saúde bucal e a motivação do paciente. Rev Odontol Univ Santo Amaro 2001; 6(1–2): 40–3.
32- Pedroso R, Ledesma de Medina M del P, Nucci MCP de. El área de odontología en el proyecto UNI Tucuman, Argentina. Rev Bras Odontol Saúde Colectiva 2000;(Julho): 63 – 5.
33- Carvajal Rodríguez C, Castellanos Simons B, Cortes Alfaro A, González Hernández A, Rodríguez Meno GM, Sanadria Ramos G, et al. Educación para la salud en la escuela. Ciudad de La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2000.p. 10–1.
34- Díaz del Mazo L, Ferrer González S, García Díaz RC, Duarte Escalante A. "Modificaciones del conocimiento y actitudes hacia la salud bucal en adolescentes del Reparto Sueño" [artículo en línea].MEDISAN 2001; 5(2) [consulta:14 agosto 2005].
35- .Turcaz Castellanos IM, Pol Samalea, L, Navarro Nápoles J, Pérez Fariñas NA. "Intervención educativa de salud bucal para gerontes institucionalizados" [biblioteca virtual en línea] [consulta: 14 agosto 2005].
36- Cuñat y María Maestro. Higiene de la boca y prótesis dentales. Publicación original: Rev. Esp. Salud Pública, mayo/jun. 2000,
37- Cuñat y María Maestro. "Higiene de la boca y prótesis dentales". Publicación original: Rev. Esp. Salud Pública, mayo/jun. 2000, vol.74, no.3, p.00-00. ISSN.
38- Dra. Mulet García; Dra. Reigada de Santelice; Dra. Espeso. Revista "Archivo Médico de Camagüey" 2006; 10(3) ISSN 1025-0255.
39- Antúnez L, Sanjurjo Álvarez MC, González Heredia E, Rodríguez A. Turcaz. "Modificación de conocimientos sobre salud bucal en adultos mayores del Hogar de Ancianos de Palmarito de Cauto" [artículo en línea]. MEDISAN 2006; 10(1).
40- Marchini L, Montenegro FLB, Cunha V de PP da, Santos JFF dos. "Prótese dentária na terceira idade" [en línea] 2003 abril 7 [fecha de acceso 12 de enero de 2008]. URL disponible en: http://www.odontología.com.br/asp?id=3b9&idesp=19&ler=s.
41- Dra. Lauzardo García del Prado, Dra. Gutiérrez Hernández y Dra. Robledo Rev Cubana Estomatol v.39 n.3 Ciudad de La Habana sep.-dic. 2002.
42- Sachedeo A, Haffajee AD, Socransky SS. Biofilms in the edentulous oral cavity. J. Prosthodont 2008;17(5):348-56.
42- Idildik-Bas,"Dentadura postiza limpia hábitos y actitudes". Sección de Prosthodontics, Facultad de Cirugía Dental, Universidad de Yeditepe, Estambul, Turquía (2006).
43- Dra. Abreu de la Huerta, Dra. Sanjurjo Álvarez y Dra. Fornaris Frías, "Conocimientos y hábitos en pacientes portadores de prótesis dentales en relación con su uso y cuidados". MEDISAN 2000; 4(4):23-27.
44- PREOTEASA E, IONESCWU E, BENCZE UN, PREOTEASA CT, Universitatea de Medicina Si Farmacie Carol Davila Bucuresti, Facultatea de Medicina Dentara, Disciplina del Protetica dentara mobila. Rev Med Chir Soc Med Nat Iasi. 2006 Apr-Jun;1 10(2):449-55.
45- PISANI MX, SILVA-LOVATO CH, MALHEIROS-SEGUNDO AD, MACEDO AP, PARANHOS HF. " La sección de Materiales Dentales y Prosthodontics", Ribeirão Preto, Sao Paulo, Brasil. De J PROSTHODONT. 2008 Oct.
46- Carvalho de Oliveira TR, Frigerio MLMA, Yamada MCM, Birman EG. "Avaliação da estomatite protética em portadores de próteses totais". Pesqui. Odontol Bras 2000; 14(3): 219 – 24.
47- PREOTEASA E, IONESCWU E, BENCZE UN, PREOTEASA CT. " La reducción del volumen de saliva en el portador de prótesis". Medicina Dentara, Rev Med Chir Soc Med Nat Iasi. 2006 Apr-Jun; 110(2):449-55.
48- Narhi, TO, Meurman, JH and Ainamo, A. Xerostomia and hyposalivation: causes, consequences and treatment in elderly. Drug Aging. 1999;15:103-16.
49- Kawaguchi, M, and Yamagishi H. "Receptive systems for drugs in salivary gland cells. Nippon Yokurigaku Zasshi. 1995;105:295-303.
50- Thomson WM, Poulton R, Broadbent JM, Al-Kubaisy S. "Xerostomia and medications among 32-year-olds". Acta Odontologica Scandinavia. 2006;4:249_54.
51- Scully C. "Salivary Glands and Saliva. Drug effects on salivary glands: dry mouth". Oral Diseases. 2003;9:165-76.
52- Marchini L, Montenegro FLB, Cunha V de PP da, Santos JFF dos. Prótese dentária na terceira idade [en línea] 2003 abril 7 [fecha de acceso 12 de enero de 2008]. URL disponible en http://www.odontología.com.br/asp.
53- Carvalho IMM de." Avaliaçäo socio–odontológica de 300 pessoas idosas de Bauru–SP". Universidad de Säo Paulo. Faculdade de Odontología: Bauru; 2000.
54- León E, "Pesquisaje de lesiones malignas y premalignas" Rev. .med. .gen. Integral C. Hab, mayo-junio 1996.
55- Espesor N." Impacto de Proyecto de Promotores de salud buco dental". Archivo Med. Camaguey,10(6)1 SSN 1025-0255,2006.
56 -Narby B, KostronM,Soderfeldt B: Prosthodontics and patients: What is oral rehabilitation need? Conceptual analisys of need and demand for prosthodontic treatment. Part I. A conceptual analysis. Int. J. Prosthodont 2005;18(1)75-9.

Cuestionario

Estimado paciente, le entregamos este cuestionario, cuyo llenado es totalmente voluntario. Sus datos personales serán utilizados por el encuestador y solo se divulgaran de forma grupal. El objetivo del mismo es informarnos de sus conocimientos sobre la higiene y conservación de sus prótesis. A partir de la información que UD nos proporcione esperamos brindarles conocimientos para mejorar la vida útil de sus prótesis.

Para formar parte de esta investigación UD debe ser portador de prótesis total o parcial. Necesitamos marque con una cruz (X), la respuesta acorde a sus características personales.

1- ¿Cuántas veces al día UD. higieniza su boca?

a)- 3 a 4 veces ------------
b)- 2 veces ----------------
c)- 1 vez --------------------
d)- no todos los días----
e)- nunca -----------------

2-- ¿Qué medios UD. utiliza para la higiene de su boca?

a)- Agua y cepillo----
b)- Pasta dental, agua y cepillo----
c)- Bicarbonato y cepillo –---
d)- Jabón y cepillo ---
e)- limón u otro acido -----
f)- agua sola-----------
g)- antiséptico y cepillo--------

3 - ¿Para garantizar la higiene de sus prótesis UD:

a)- Lava toda la superficie de la prótesis, los rebordes, las encías, los dientes naturales, el paladar y la lengua ---------------
b)- Lava solamente la superficie externa de la prótesis donde están los dientes artificiales y también lava los naturales------------
c)- Lava solamente la superficie que contacta con el paladar, los rebordes y los dientes tanto naturales como artificiales.----------

4- ¿Cuando UD efectúa la higiene de su prótesis se la retira de la boca?

a)- si---
b)- no---

5- ¿Fue UD. orientado sobre las consecuencias que una higiene deficiente puede traer a su salud bucal y general?

a)- Puede afectarse solo la salud bucal ------------
b)- Puede afectarse su salud bucal y general -----------
c)- No se----

6 - ¿Retira UD. sus prótesis antes de dormir?

a)- siempre-----
b)- nunca-----
c)- a veces----

7 -- Conoce usted (aunque no lo realice). ¿Cual es la forma recomendada por el protesista para guardar las prótesis en los momentos en que no estén en uso?

a) - debajo de la almohada---
b) - vaso con agua ----------------
c) – no se me oriento ---------
d) – otros ------------------------

8– Cuando tiene problemas o siente molestias con su prótesis, UD decide:

a) – arreglar el problema por su cuenta, limándola, haciendo buches caseros, colocando pegamentos u otros medios.----------
b) -acudir al protesista de su área ----------

9- ¿Acostumbra UD, aun sin molestias examinarse su boca frecuentemente?

a) - si--------
b) - no ------
c) - no se a que se refiere ----------

10 - Después de colocada la prótesis. ¿Cada que tiempo aun sin molestias, UD ha acudido a su estomatólogo para revisarla?

a)- 6 meses --------
b)- 1 año ------------
c)- no voy sino tengo molestias ------------

Instructivo para la evaluación de cuestionario

Pregunta

Respuesta adecuada.

Respuesta inadecuada

1

Si contestan el inciso a.

Si no contestan el inciso a y/o señalan el b, el c,

d., y e.

2

Si contestan el inciso b.

Si no contestan el inciso b, y/o señalan los incisos a, c, d, e, f y g.

3

Si contestan el inciso a.

Si no contestan el inciso a, y/o señalan los incisos b, y c.

4

Si contestan el inciso a.

Si no contestan el inciso a, y/o señalan el los incisos b y c.

5

Si contestan el inciso a.

Si no contesta el inciso a, y/o señala el inciso b .y c

6

Si contestan el inciso a

Si no contestan el inciso a y/o señalan los incisos b, y c.

7

Si contestan el inciso b

Si no contestan el inciso b y/o señalan los incisos a c, y d.

8

Si contestan el inciso b

Si no contestan el inciso b y/o señalan el a.

9

Si contestan el inciso a

Si no contestan el inciso a y/o señalan el inciso b y c.

10

Si contestan el inciso a.

Si no contesta el inciso a, y/o señala el inciso b, y c.