PARA PONERNOS DE ACUERDO CON NUESTRO VOCABULARIO, DEBEMOS ACLARAR QUE EN ODONTOLOGÍA SE CONSIDERA PACIENTE 'ESPECIAL' A TODO AQUEL QUE PADECE ALGÚN TIPO DE DISCAPACIDAD MENTAL O FÍSICA: YA QUE ESA CAPACIDAD DIFERENTE NO LO HACE UN PACIENTE DISCAPACITADO EN NUESTRA ESPECIALIDAD.

 

Material proporcionado por:

Cynthia Elba Baggini, Odontóloga.
Moderadora de los foros de Odontología Preventiva, Odontopediatría y Atención de Pacientes Especiales.

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para ponernos de acuerdo con nuestro vocabulario, debemos aclarar que en odontología se considera paciente 'especial' a todo aquel que padece algún tipo de discapacidad mental o física: ya que esa capacidad diferente no lo hace un paciente discapacitado en nuestra especialidad.

La diferencia en la atención esta dirigida a las maniobras que debemos realizar para la atención de los mismos, sean éstas de contención manual (con la colaboración de los padres y/o asistentes) o bien en casos mas severos con narcosedación.

Desde el punto de vista odontologíco, las maniobras son exactamente las mismas, una diferencia fundamental es la motivación que muchas veces se hace mas dificultosa y las sesiones pueden requerir de mas tiempo. En este caso, el paciente padece Sindrome de Down. Dicho sindrome es un fenómeno de traslocación cromosómica también conocido como Trisomia 21.

La incidencia del mismo es de 1:660 en nacidos vivos, y está asociado a la edad avanzada de la madre.

Imagen 1

Dentro de los signos más sobresalientes de este sindrome, se encuentran:

Hipotonia.Perfil facial chato.Piel seca, eczematosa hiperqueratósica.Hipoplasia de senos frontales y puente nasal pequeño con aplasia completa del hueso nasal.Ojos oblicuos, fisuras palpebrales angostas.Extrabismo convergente o divergente.Cuello corto y grueso.El 40% de los pacientes presenta anomalías cardíacas.Manifestaciones bucalesLengua escrotal.Macroglosia con protrusión y mordida abierta.Tendencia a Clase III, desarmonías oclusales.Microdoncia, dientes primarios que no se exfolian, dientes conoides, hipoplasia del esmalte, anodoncia y dientes supernumerarios.La patología bucal predominante es la enfermedad periodontal debido al mal control de la placa bacteriana por la imposibilidad de realizar una buena técnica de cepillado.

La profundidad del retraso madurativo de este paciente es leve, por eso nos permite dedicarle tiempo a sesiones de motivación en enseñanza del cepillado; como la destreza del paciente no es la suficiente se busca la colaboración en este caso de la madre para que intensifique el cepillado nocturno.

Se realiza para este paciente un plan de tratamiento con alto contenido preventivo realizándole topicaciones con FFAA (fluorfosfato acidulado) Ph 3,5 así como la indicación de dentífricos fluorados. Es importante en casos en que el coeficiente intelectual del paciente lo permita, mostrar cada paso en un espejo para que vaya registrando la secuencia lógica de su higiene bucal.

Imagen 2

En esta foto podemos observar las arcadas inferior y superior del paciente en oclusión, con su característica tendencia a Clase III y la presencia de abundante placa bacteriana.

Imagen 3

Podemos observar la arcada inferior del paciente, nuevamente con abundante presencia de placa bacteriana y la ausencia de la pieza 8.4 en forma temprana.

Imagen 4

Vemos la mesa preparada para una sesión de enseñanza de cepillado luego de realizar un revelado de placa bacteriana.

Imagen 5

Arcada inferior una vez realizada la detección de placa con pastillas reveladoras.

Imagen 6

Arcada superior con revelado de placa, nótese la cantidad de superficies teñidas por el agente revelante.

Imagen 7

Se está llevando a cabo la enseñanza de higiene en presencia de la madre.

Imagen 8

Se solicita al paciente que observe en el espejo las maniobras que luego deberá realizar.

Imagen 9

Aquí podemos observar una vista de ambas arcadas luego de haber logrado un correcto control de placa por parte del paciente.

Imagen 10

Cubetas descartables cargadas con FFAA Ph 3,5. Nota: De no tener posibilidad de colocar cubetas por la patología que el paciente presenta, se pueden topicar con gasa y/o hisopos.

Párrafo aparte: El paciente presenta pérdida temprana de dos piezas temporarias (5.4 y 8.4) por lo que se considera necesario realizar mantenedores de espacio. Esos mantenedores de espacios nos permitirán conservar los espacios para las piezas permanentes hasta que ellas erupcionen, recordemos que la erupción de las mismas puede verse demorada.

Imagen 11

Se carga una cubeta parcial con alginato, (puede utilizarse yeso para impresiones), las cubetas también pueden ser totales.

Imagen 12

Se coloca el material de impresión en boca, recordemos que tenemos que enviar al laboratorio la impresión acompañada de un antagonista y una mordida.

Imagen 13

Una vez que el material de impresión gelificó, lo retiramos de boca.

Imagen 14

Evaluamos la impresión y de considerarla poco nítida se repite la maniobra.

Imagen 15

Podemos observar en boca ambos mantenedores de espacio simples superior e inferior con coronas forjadas y ansas.

Imagen 16

Observamos una vista mas próxima del mantenedor de espacios superior.

Imagen 17

Vista de mantenedores de espacio instalados en boca.