SE REALIZA UN BREVE RECUENTO HISTÓRICO SOBRE EL SURGIMIENTO DE LAS ESPECIALIDADES EN ESTOMATOLOGÍA, LAS PECULIARIDADES Y LOS PRINCIPIOS QUE RIGEN LA EDUCACIÓN DE POSTGRADO, LAS FUENTES DE INFORMACIÓN Y LAS ETAPAS QUE SE UTILIZAN EN LA ELABORACIÓN DE LOS PLANES DE ESTUDIO, Y LOS PROGRAMAS DE LAS ESPECIALIZACIONES EN CUBA.

 

Material proporcionado por:

Dra. Gladys Rodríguez Méndez
Prof. Titular y Consultante de la Facultad de Estomatología de La Habana, Cuba.
MSc. en Educación Médica.
Dirección calle 3ra #5 /Ayestarán y Ayuntamiento
Municipio Plaza, Ciudad Habana, Cuba
email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Resumen

Se realiza un breve recuento histórico sobre el surgimiento de las especialidades en estomatología, las peculiaridades y los principios que rigen la Educación de postgrado, las fuentes de información y las etapas que se utilizan en la elaboración de los Planes de Estudio, y los Programas de las especializaciones en Cuba.

Introducción

Las especialidades de Postgrado proporcionan a los graduados universitarios, la profundización y ampliación de los conocimientos en áreas particulares de la profesión, estando los objetivos de formación académica encaminados a ofrecer al egresado un nivel cualitativamente superior desde el punto de vista profesional y científico (1).

En Cuba, la primera actividad de Postgrado que de forma programada se iniciara posterior al triunfo de la Revolución, fueron las Residencias o Especialidades Médicas, las cuales surgen en 1962. Con anterioridad los pocos médicos que ofrecían atención médica especializada lo hacían por dedicación a la misma (2).

Teniendo en cuenta la experiencia acumulada, en el año 1967 se aprobó oficialmente la estructuración de las Residencias para la formación de Especialistas en las diferentes ramas de la Estomatología., poniéndose en ejecución los primeros Programas en 1968 (3).

En la década del 70, la evolución hacia nuevas formas de organización en el sistema nacional de salud (SNS), introdujo el modelo de atención comunitaria (5,6) y las Especialidades se ubican en el nivel secundario de atención,.

Mientras todo esto ocurre en el lustro 1981- 1985, se efectuó una revisión de los programas, los cuales comenzaron a aplicarse en este último año. E n estos Programas se introdujeron cambios en el orden metodológico de la enseñanza de postgrado; se le incorporaron aquellos aspectos derivados de las transformaciones ocurridas durante esos años en el sistema nacional de salud, así como los progresos científicos y técnicos ocurridos en las diferentes ramas de la Estomatología.

En noviembre de 1998 se pone en ejecución el Programa de una nueva especialidad, la Estomatología General Integral, llamada a llenar el espacio existente entre la atención primaria y la secundaria, por lo que se requiere de una nueva redefinición de los aspectos de las especialidades del nivel Secundario de Atención relacionados con el nivel de atención primaria, razón por la cual se orienta por el Área de Docencia e Investigación del Ministerio de Salud Pública, el perfeccionamiento de los Programas vigentes.

Desarrollo

En la Educación de Postgrado, el papel del profesor y del educando cambian, respecto a las formas tradicionales; el aprendizaje se hace más independiente y el papel del profesor más de orientación.

Con estos criterios se desarrolla una enseñanza tutorial con el estudio y trabajo independiente. El educando se convierte en elemento activo y objeto del proceso de aprendizaje en la realización del trabajo y en la búsqueda de información para realizar el estudio independiente. El profesor es observador y orientador de la acción, con amplia responsabilidad de ambos en la atención de salud que se ofrece a la población.

Principios que rigen la Educación de Postgrado
Los principios que rigen la Educación de Postgrado delimitan la organización, aplicación y control del proceso docente- educativo. Estos principios son:

• Integración docencia-asistencia-investigación.
• Educación en el trabajo.
• Enseñanza tutorial.
• Estudio y trabajo independientes.

La integración docencia-asistencia-investigación se encuentra vinculada estrechamente a la educación en el trabajo y constituye la articulación entre las instituciones educacionales y las de atención de salud con el objeto de elevar la calidad de salud, ya que la atención médica y el proceso docente- educativo se convierten en una unidad dialéctica, las que tienen como eje integrador y factor determinante, la investigación (4).

La educación en el trabajo es una forma de organización de la enseñanza basada en el principio martiano de vincular al hombre con la vida. Esta forma de enseñanza asumida para enseñar en las ciencias médicas en la propia actividad de atención de salud a la población que lo requiere, se puso en práctica en la enseñanza de pregrado y se ha generalizado para toda la formación médica y paramédica y se ha convertido en principio, pues además de asumirse como forma de organización de la enseñanza, constituye un método de enseñanza en sí misma.

La educación en el trabajo tiene un objetivo formativo, al desarrollarse en el propio espacio de su futuro trabajo y aprendiendo con los propios métodos de la profesión; y un objetivo social, pues contribuye a satisfacer las necesidades de salud de la población (5).

Sistema de Fuentes de Información

Para elaborar el perfil del especialista, el plan de estudios, los programas analíticos y la estrategia docente, es necesario partir de un sistema de fuentes de información.

Esta información debe reflejar la práctica social desde diferentes ángulos y aspectos, pues ésta es en definitiva la fuente de nuestros conocimientos, el campo de aplicación para que el conocimiento no sea meramente contemplativo, sino transformador y es finalmente el criterio de la verdad.

Aunque pudiera hacerse un desarrollo teórico acerca de la naturaleza y jerarquía de las fuentes de información, la numeraremos sumariamente (6) (Fig.1).

• Sistema y política de salud.
• Documento base de la educación médica en Cuba.
• Normas correspondientes a la especialidad.
• Contenido de trabajo de los especializados.
• Juicio de autoridad de los especialistas.
• Plan de estudios del Pre-grado (nivel de entrada).
• Experiencia de formación de especialistas en otros países.
• Morbilidad.
• Modelo de atención estomatológica integral a la población cubana.

Sistema y política de Salud

Están dados por la organización de salud del país, los programas de salud correspondientes, los documentos oficiales del MINSAP, en el que se trazan, la Ley de Salud Pública, y las orientaciones del Consejo de Estado y de Ministros, las resoluciones de los Congresos del PCC, así como los documentos normativos y metodológicos del MES y del MINSAP.

Resulta necesario aclarar que los planes de desarrollo del Sistema Nacional de Salud, forman parte del plan global de desarrollo económico y social del país.

Documento base de la educación médica en Cuba

En el mismo se trazan los lineamientos básicos para la educación médica como subsistema del sistema de organización del MINSAP. Se definen las concepciones filosóficas de nuestro sistema de educación médica. Esta fuente y la anterior son vitales para la determinación del aspecto político-ideológico del modelo del Especialista. Dicho documento particulariza para la educación médica, los principios definidos en las tesis y Resoluciones sobre Política Educacional de los Congresos del PCC.

Normas correspondientes a la Especialidad

En este documento se describen en el nivel conceptual y prescriptivo las cuestiones básicas del diagnóstico y tratamiento de los principales problemas de salud de la población relacionados con esta especialidad, así como las normas organizativas de los distintos servicios.

Contenido de trabajo de los especialistas

Se trata del puesto de trabajo del especialista, el círculo de obligaciones que cumple en el área de salud, con la comunidad asignada; en la administración, docencia e investigación. Esta fuente debe ser abordada por la observación directa y el registro de los datos que arroje la observación in situ.
Hay que tomar en cuenta los deberes de cargo como han sido definidos en los documentos de trabajo del Ministro de Salud Pública (7).

Juicio de autoridad de los especialistas

Se refiere a las convicciones y opiniones que tienen los especializados correspondientes. Pueden considerarse dos niveles; los especialistas de más alto nivel (de segundo grado o que ostentan un grado científico) y la masa de especialistas de primer grado. Estos juicios, actitudes y convicciones se pueden obtener por diversos métodos: encuestas, entrevistas, trabajo en pequeños grupos, etc.

Plan de estudios del Pregrado. Nivel de entrada

Es necesario tener en cuenta la formación profesional que han recibido los estomatólogos antes de comenzar su especialidad. Esta formación viene dada por el plan de estudios que cursaron. Esto es lo que se llama nivel de entrada en el sistema de formación que estamos construyendo.

Experiencia de formación de especialistas en otros países

Debe tenerse en cuenta las experiencias en otros países. Éstas las podemos conocer a través de los relatos de compañeros que han visitado otros países, por los informes que rinden distintas misiones de estudio y por la bibliografía correspondiente. Es necesario recurrir a estas fuentes, pero es imprescindible hacer el análisis crítico y la evaluación de esas experiencias, ya que no es válida ninguna extrapolación mecánica.

Morbilidad en el país y modelo de atención estomatológica integral a la población cubana

El conocimiento de la morbilidad en el país y del modelo de atención vigente, es muy importante.
Resultará valioso además tener en cuenta los avances de las ciencias pedagógicas en el mundo y en especial, los logros de la pedagogía médica.

Determinación del modelo del especialista (Fase I)

La primera fase del trabajo de planificación, organización y programación del sistema de educación, es la determinación del modelo del especialista. Este modelo es un documento que puede estructurarse en dos partes estrechamente correlacionadas: el aspecto político-ideológico y el profesional; estos dos aspectos forman un integrum.

El modelo del especialista contiene la concepción general de su formación y se conforma con la caracterización del graduado y el perfil profesional. El primero expresa las cualidades de la personalidad del profesional acorde a los intereses y necesidades de la sociedad (aspecto político- ideológico), el segundo, sus modos de actuación profesional, en el mismo se incluye:

1. Los conocimientos, métodos y herramientas que son objeto de aprendizaje.

2. Las habilidades, destrezas y capacidades que debe dominar en el proceso.

3. Actitudes, valores y cualidades y compromisos que adquiere el egresado, o sea, la actuación profesional. Contiene la relación de obligaciones funcionales que tendrá que cumplir el futuro especialista, es decir, el sistema de funciones que éste debe realizar dentro de la rama o sector de los servicios.

4. El modelo del especialista señala el lugar que ocupa dentro del sistema de la rama de servicios, así como el papel que debe desempeñar ese especialista en dicho sistema, o sea, en la organización de salud pública del país.

Este modelo refleja las condiciones y necesidades de la rama correspondiente, así como la tendencia de su desarrollo; o sea, en el mismo se concreta el encargo social que se le plantea a dicho profesional.

Sistema de funciones.

El procesamiento de la información que suministra el sistema de fuentes, permite determinar el lugar y el papel del estomatólogo especialista en el SNS de nuestro país, quedando definido a partir de aquí, el sistema de funciones que puede realizar el especialista.

Las funciones que quedaron definidas fueron:

• Atención Médica o Estomatológica Integral.
• Administración.
• Docencia.
• Investigación.
• Especiales

Todas ellas engarzadas en un sistema por la estructura de la formación integral de la personalidad (Fig.2).

Resulta necesario el análisis minucioso de las funciones que como especialista debe desempeñar con la finalidad de resolver los problemas que se le presentan, estando reflejado este aspecto en el Modelo del Especialista en término de tareas a desarrollar.

Plan de Estudios y Programas Analíticos (Fase II)

El Plan de Estudios de las especialidades médicas y estomatológicas se define como el documento formal de educación susceptible de ser aplicado, que define, estructura, organiza y orienta el conjunto de contenidos (conocimientos, hábitos, habilidades, convicciones, actitudes y acciones) que deben desarrollar profesores y estudiantes durante el proceso de enseñanza- aprendizaje, para cumplimentar los objetivos planteados en el perfil profesional (8).

En la elaboración de estos planes y programas de estudio participan comisiones multidisciplinarias de especialistas de alto nivel científico y amplia experiencia docente, quienes abordan su objeto de estudio y garantizan la estructuración y la planificación adecuadas del proceso docente-educativo.

Como resultado del análisis de las funciones profesionales, tendremos un universo de habilidades y conocimientos que conforman los modos de la actuación profesional del especialista.

Al hacer este análisis es necesario partir de la esencia de la revolución científico- técnica, así como las leyes generales del desarrollo de las ciencias naturales y sociales, la política de salud y las perspectivas del desarrollo de las fuerzas productivas y de las nuevas relaciones sociales que se están formando en nuestro país.

Ciertamente el conjunto de habilidades y conocimientos y el contenido en el plan de estudios y los programas están acotados superiormente por el modelo del especialista, e inferiormente por el nivel de entrada al sistema de la especialización, es decir, por el modelo del profesional estomatólogo (Fig.3).

Posteriormente se determina la estructura de los contenidos, la lógica interna de la ciencia, los objetivos definidos en el perfil, las formas de organización de la enseñanza, los lugares de formación, la bibliografía a utilizar y el sistema de evaluación.

En esta etapa se da la primera idea general del plan de estudios, sus contenidos, su precedencia y organización por años, por lo que las tareas a realizar son:

• Relacionar los problemas de salud detectados con los objetivos del perfil profesional.
• Determinación de áreas, subáreas, módulos y unidades didácticas, disciplinas o asignaturas y cursos en función con los problemas de salud.
• Determinación de los contenidos por años y el tiempo de cada uno de los componentes: académico, laboral, investigativo y de estudio independiente, que determinan el tiempo de formación.
• Determinación de los lugares de formación y de las formas de organización de la enseñanza.

En la definición de los programas se crean nuevas comisiones o subcomisiones para la determinación de los componentes de los módulos, de las asignaturas y de los cursos o estancias de cada área. En esta etapa se realizan las siguientes tareas:

• Definir los objetivos y contenidos de cada unidad didáctica: módulo, asignatura, curso o estancia.
• Establecer las estrategias de aplicación de cada uno.
• Definir el sistema de evaluación.
• Determinar el tiempo de duración de cada unidad didáctica y del área en general.

Una vez concluidos todos los programas, se realiza el tratamiento técnico del plan, en el que se analizan de forma matricial o analítica los componentes de cada unidad didáctica y se comparan con los objetivos del perfil. También se hacen reajustes respecto a la definición del plan de estudios, del perfil, de la precedencia y de los tiempos en general. Aquí se concluye la versión más general del plan de estudios.

En esta etapa se realizan las siguientes tareas:

• Análisis de la relación objetivo-contenido-forma de organización de la actividad (método) y el sistema de evaluación de cada unidad didáctica y su relación con el perfil.
• Análisis de los objetivos y contenidos de cada módulo de cada área específica.
• Correspondencia y funciones de cada área respecto al perfil.
• Ajustes del perfil, la estructura, y los tiempos requeridos.

La evaluación curricular o evaluación interna se realiza desde el inicio del diseño y en cada una de las etapas ya mencionadas, pero al finalizar el proyecto se lleva a criterio de expertos, con una comisión externa al proyecto y con criterio multidisciplinario.

En la evaluación curricular interna debe tenerse en cuenta:

• La utilidad del proyecto respecto al perfil ocupacional del profesional y como guía para su aplicación en el proceso enseñanza- aprendizaje.
• El grado de flexibilidad de manera que sea aplicable a todas las instituciones donde corresponda.
• El grado de coherencia que posee entre todos sus componentes y respecto a las directrices planteadas en su fundamentación.
• La correspondencia entre la teoría y la práctica.
• La pertinencia de los contenidos.
• La consonancia con las definiciones políticas del país.
• El nivel de factibilidad en su aplicación respecto a los recursos disponibles.

Estructura del plan de estudios

El plan de estudios de las especialidades en ciencias médicas se estructura habitualmente en forma modular o se combinan asignaturas y módulos, o cursos, talleres y módulos, también se utilizan las rotaciones y estancias como forma organizativa. El contenido se distribuye en áreas de conocimiento, subáreas y módulos.

El módulo se concibe como la estructura didáctica, multidisciplinaria, dinámica y flexible en que se expresa el contenido en función de las habilidades y capacidades necesarias para resolver un problema de salud (9). El módulo tiene una concepción flexible y abierta, pues articula los componentes del proceso con la actuación profesional, encaminados a resolver con carácter multidisciplinario, problemas del proceso de atención que se convierten en problemas del proceso enseñanza- aprendizaje, se desarrolla en la propia actividad y los métodos de trabajo se convierten en métodos de enseñanza.

Las estancias son módulos o conjuntos de módulos que incluyen la atención de problemas de salud que se abordan fuera del lugar de la formación, pero que son necesarios para lograr la integralidad de la atención. Las rotaciones son actividades de completamiento de un módulo que se realiza en otro servicio, pero sus objetivos y los problemas de salud que se abordan son los mismos que el módulo (9).

Las áreas, subáreas y módulos en que se dividen los contenidos, además de definirse en función de los problemas de salud de dicha especialidad, deben tener en cuenta, la lógica del contenido que aborda, la interdisciplinariedad en la práctica y la organización de los lugares donde se presta atención de salud a la población.

Después se hace la asignación del tiempo que generalmente es trabajo a tiempo completo y con dedicación exclusiva.

Estructuración del sistema docente y su puesta en marcha (Fase III).

Este sistema tiene dos aspectos:

1. La red de instituciones en que se va a formar el especialista.
2. Estrategia docente a seguir.

La red de instituciones está integrada por las Facultades de Estomatología, las Clínicas Estomatológicas Docentes y los Policlínicos y Hospitales Clínico- Quirúrgicos Docentes.

En la estrategia docente se señala la modalidad en que se estructura el programa (modular, modular en servicio, por asignaturas, etc). Se determinan los principales lineamientos en relación con los métodos de enseñanza, los recursos didácticos y sistemas de evaluación, las formas de organización de la enseñanza que se seleccionan, así como la organización metodológica del programa (la educación en el trabajo, las estancias o rotaciones, las actividades académicas, etc).

Se trata de una guía que garantice una docencia con determinado nivel de calidad y que responda a las condiciones reales del ejercicio profesional en nuestra situación concreta, lo cual no supone limitar la iniciativa creadora del personal docente que la enriquecerá en la práctica diaria.

Especial énfasis debe darse a la participación activa y consciente del futuro especialista, como agente de su propia formación, al estudio independiente y al enfoque problémico de la enseñanza.

En la estrategia docente se incluyen actividades docentes-asistenciales, asistenciales, administrativas, educativas e investigativas, las actividades teóricas, los recursos didácticos y el sistema de evaluación.

El Sistema de Evaluación explica de forma general el modo de evaluación, su sistematicidad y la forma de utilización de la tarjeta de evaluación, lo cual debe incluirse.

Conclusiones

-Los principios que rigen la Educación de Postgrado en Cuba, así como el sistema de fuentes de información utilizadas y el cumplimiento de las diferentes etapas en la elaboración de planes y programas de estudio, permiten diseños de planes y programas, que además de incluir los adelantos científico-técnicos , promueven la búsqueda independiente y la autopreparación, características de la enseñanza postgraduada, sin perder de vista que, los egresados deben dar respuesta a las necesidades de salud de la población.

-Resulta de vital importancia crear las condiciones logísticas e infraestructurales que permitan poner en marcha de manera eficiente el sistema diseñado, así como su continua evaluación y perfeccionamiento

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Referencias bibliográficas

1. Antunez P, Nolla N, Orozco J.: El sistema de formación de especialistas en Cuba. Educ. Méd. Salud 1993; 27(2):
2. Vecino Alegret F.: La Educación Superior en Cuba: historia, actualidad y perspectivas. Rev. Cub. Educ. Sup. 1997; 27(1):
3. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Guías practicas de Periodontología. La Habana: Editorial de Ciencias Médicas; 2002.
4. Salas Perea RS.: Educación de Postgrado: Material docente del módulo Educación de Postgrado. Maestría en Educación Médica. Escuela Nacional de Salud Pública. Documentos de trabajo. La Habana; 2000.
5. Hatim A, Arteaga J.: Material Docente del Módulo de Educación de Postgrado. Maestría en Educación Médica: Documento de trabajo. La Habana: CENAPEM; 1998.
6. Rivero B.: Metodología para la elaboración del Programa de la Especialidad de Periodontología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1987.
7. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Carpeta Metodológica. La Habana: MINSAP; 2000.
8. Alvarez de Zayas R.M.: Diseño curricular. [Tesis para optar por el Grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas. La Habana, 1999.
9.Alvarez de Zayas R.M.: Curricular integral y contextualizado, en: hacia un curriculum integral y contextualizado, Cap. 6. Ed. Academia. La habana, 1997.
10.Nolla, Cao N.: Modelo de evaluación de un plan de estudios para las especialidades médicas y estomatológicas. Rev. Educ. Méd. Sup. 1998, 12(2): 62-72.