EL EFECTO ESTÉTICO DEL TRATAMIENTO ODONTOLÓGICO, ES SIN LUGAR A DUDA, EL ASPECTO MÁS IMPORTANTE PARA EL PACIENTE QUE ACUDE A LA CONSULTA DENTAL CON LA FINALIDAD DE RESTAURARSE UN DIENTE O UNA REHABILITACIÓN BUCAL COMPLETA.

 

Material proporcionado por:

Dr. Rixio Jesús Abreu Rodriguez
Odontólogo.
Master en Odontología Estética, Universidad de Valencia - España.
Correspondencia: Dr. Abreu Rodríguez, Rixio.
Calle Gasco Oliag Nº 1. Universidad de Valencia – Clínica Odontológica. Unidad de PTD – Master de Odontología Estética.
Valencia – España. CP: 46010
Teléfono: 0034 – 696029438.
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Dr. Ricardo Moncada Escorcia
Odontólogo.
Universidad del Zulia – Venezuela.

Abstract

Las restauraciones de porcelana tipo inlay / onlay han generado en el ámbito dental un gran interés en los últimos años, debido a la búsqueda de los pacientes de restauraciones altamente estéticas y funcionales. Este artículo tiene como objetivo presentar una revisión bibliográfica acerca de las restauraciones parciales cerámicas tipo inlay / onlay, se plantean sus principales indicaciones, ventajas y limitaciones.

Palabras claves: Inlay / onlay, Restauraciones cerámicas parciales, Incrustaciones cerámicas.

Introducción

El efecto estético del tratamiento odontológico, es sin lugar a duda, el aspecto más importante para el paciente que acude a la consulta dental con la finalidad de restaurarse un diente o una rehabilitación bucal completa.
El odontólogo debe ser conciente de los usos y limitaciones de los diferentes sistemas indirectos de restauración estética disponibles para los dientes del sector posterior.
Según Quatrough (1990), las restauraciones cerámicas tipo inlay / onlay datan desde hace más de un siglo, incluso, ya se utilizaban como sistemas de restauración dental antes de la introducción de la amalgama en el campo odontológico.
De acuerdo a Mezzomo (1994), las restauraciones parciales de porcelana deben ser tomadas en cuenta como una opción terapéutica, cuando además del factor funcional, el factor estético juegue un rol importante en el tratamiento definitivo.

Indicaciones de las restauraciones tipo inlay / onlay cerámicos

Desde le punto de vista clínico, este tipo de restauraciones están indicadas en los dientes posteriores, en cavidades clase I, II, MOD simples o compuestas (según la clasificación de Black) de tamaño mediano – grande, en dientes que han sido sometido a un tratamiento endodóntico y por razones anatómicas y funcionales es necesario realizar un recubrimiento cuspideo total o parcial. También esta indicado este tipo de restauración, cuando el antagonista de un diente endodonciado posea una restauración cerámica total o parcial. (1, 2, 17, 27)

Nasedkin y cols.(1998), indica las restauraciones parciales de porcelana en dientes relativamente jóvenes e intactos, en pacientes con un nivel bajo o medio de susceptibilidad a la caries y con suficiente estructura dental remanente (60%), con el fin de lograr un adhesión óptima y garantizar la integridad dental.
Además, este tipo de restauraciones están indicadas en dientes que ameriten ser reforzados o protegidos de una actividad funcional exagerada. (17)

Qualtrough y cols (1990) opinan, que las restauraciones tipo inlay / onlay son una opción viable cuando es necesario restablecer la dimensión vertical y crear una guía oclusal cuspidea.
Otra indicación, hoy en día muy discutidas por diferentes autores, ( 48, 50, 51 ) es el uso de este tipo de restauraciones como retenedor directo de las prótesis adhesivas.

Contraindicaciones generales

En referencia a las contraindicaciones todos los autores coinciden que no es una opción terapéutica en pacientes bruxomanos, dientes con corona clínica corta (tomando en cuenta la proporción corono – radicular y corona clínica) y pulpa voluminosa. ( 1, 2, 13, 17 ) Además, este tipo de restauración esta contraindicado en aquellos casos donde es imposible mantener un campo operatorio seco, pues influirá en la adhesión entre el substrato dental y cerámico y en las propiedades definitivas de la restauración.(21, 32)

El uso de restauraciones indirectas parciales de cerámica no esta indicado en cavidades clase I, II, MOD simple o complejas (según clasificación de Black) de tamaño pequeño – moderado y cuando el diente antogonista posea una restauración amplia de resina compuesta. (32, 41, 45).

Según Vieira y cols (1995), en aquellos dientes con poca estructura dentaria remanente (menos del 35%), no se deben realizar este tipo de restauraciones, al igual que en los casos donde la preparación cavitaria sea subgingival. (4, 17, 47).

Ventajas de las restauraciones cerámicas tipo inlay / onlay

De acuerdo a Banks (1990), son numerosas las ventajas de este tipo de restauración. (2)
Las restauraciones cerámicas tipo inlay / onlay presenta una radiopacidad que permite la posibilidad de contraste radiológico con el tejido dentario, son rígidas, duras, resistentes a la abrasión, poseen un color estable, son biocompatibles, entre otras características.(3, 7, 11, 45)

Desventajas

Según Burke (1994) entre otros autores, (2, 17, 28, 45, 47) reportan como desventajas las siguientes características:

Tipo de preparación dental poco conservadora, aunque necesaria ya que guarda relación directa con las propiedades físicas y mecánicas del material restaurador.Técnica de cementación compleja.EL odontólogo depende de un laboratorio dental, sin embargo, existen sistema mecanizados capaces de confeccionar inlay / onlay, incluso coronas y carillas cerámicas en el consultorio dental (CERECR – Sistemas CAD / CAM) sin la intervención del laboratorio.Desgaste oclusal del diente antagonista, de acuerdo a los estudios presentados por Krejci y Ratledge (2000) los nuevas sistemas cerámicos (EmpressR, ProceraR), producen menor abrasión al diente antagonista, en comparación con los sistemas cerámicos convencionales.Posibilidad de fractura dental, caries secundaria y sensibilidad postoperatoria.

Discusión

Las restauraciones indirectas parciales cerámicas son una solución estética y funcional eficaz.
Entre los problemas mas comunes con este tipo de restauraciones, se citan con especial atención las fracturas dentales, que por lo general guardan relación directa con la selección inadecuada del caso, es decir no haber tenido en cuenta la cantidad de estructura dental remanente, ubicación del diente en el arco maxilar o mandibular, diente antagonista, relaciones posicionales del diente, fuerza masticatoria incidente. (17, 19, 26, 31, 36)
Con respecto a los índices de caries secundaria o recurrente, se conoce que existe una estrecha relación entre este problema, la adhesión y la microfiltración dental. Diversos estudios han demostrado que las lesiones de caries secundarias, incluso las fracturas dentales han disminuido significativamente con el auge de las nuevas técnicas y sistemas adhesivos y el desarrollo de los cementos resinosos fotopolimerizables, duales y de autocurado. (5, 18, 40, 43)

En referencia a la hipersensibilidad postoperatoria, se conoce que es un fenómeno multifactorial, que además de guardar relación con la adhesión dental, depende del diente en cuestión, profundidad de la preparación, edad del paciente, diente antagonista, restauraciones vecinas, tipo de restauración pre - existente y del tipo de adhesivo y cemento utilizado, entre otras variables. Al igual que las lesiones de caries secundarias, los índices de hipersensibilidad dental también han disminuido significativamente con el advenimiento de los nuevos sistemas adhesivos, materiales y técnicas de cementación. (8, 30, 35, 40)

En relación a la adhesión dental propiamente dicha, se puede decir que existirá una adhesión óptima cuando se realice la técnica grabado total y adhesión sobre la superficie dental previamente tratada, de forma simultanea se prepare la superficie adherente de la cerámica, con ácido hidrofluorhídrico al 9% y silano y luego se aplique el material cementante (se deben seguir las instrucciones del fabricante). (5, 16, 23, 24, 40, 48)
Además de la adhesión influir en la posibilidad de caries recurrente, hipersensibilidad dental, microfiltración marginal, flexión cuspidea, fallos adhesivos y / o cohesivos entre las superficies de unión, también puede influir favorablemente en las propiedades físicas y mecánicas de la cerámica una vez cementada.(49, 51, 52)

Conclusiones

1. Los inlays / onlays son restauraciones altamente estéticas, funcionales y biocompatibles.
2. Las restauraciones tipo inlay / onlay, son una opción terapéutica viable en aquellas cavidades de tamaño moderado – grande, con suficiente estructura dental remanente y con márgenes yuxta o supragingivales.
3. Es un tratamiento contraindicado en pacientes con alteraciones parafuncionales y / o en dientes que reciban una carga oclusal exagerada.

Bibliografía

1. BANKS, R.G. Conservative posterior ceramic restorations : A literature review. J. Prosthet. Dent., v. 63, n..6, p.619-626, 1990.

2. BURKE, F.J.T.; QUALTROUGH, A.J.E. Aesthetic inlays: composite or cerâmic? Br. Dent. J., v.22, p. 53-60, 1994.

3. CARDASH, H.S. et al. The effect of porcelain color on the hardness of luting composite resin cement. J. Prosthet. Dent., v. 69, n.6, p. 620-623,1993.

4. CORADAZZI,J.L.et al. Avaliação da infiltração marginal em restaurações de resina composta e de porcelana. Rev. Odont. USP, v.7, n.2, p.81-88, 1993.

5. EL-BADRAWY, W.A.; EL-MOWAFY, O.M. Chemical versus dual curing of resin inlay cements. J. Prosthet. Dent. , v.73, n.6, p.515-524, 1995.

6. EL MOWAFY, O.M.; BENMERGUI,C. Radiopacity of Resin- based inlay luting cement. Oper. Dent., v.19, p.11-15, 1994.

7. FAN, P.L.; MITCHEM, J.C. Choosing intracoronal restorative materials. J. Am. Dent. Assoc., v.125, p.102-103, 1994.

8. HICKEL,R. The problem of tooth hypersensitivity following the placement of acid-stch retained inlays. Dtsch. Zahnarztl., v.45, n.11, p.70-72, 1990.

9. ISENBERG, B.P. et al. Clinical evaluation of CEREC CAD/CAM restorations ephasizing marginal integrity. J. Dent. Res., v.70, 1991.

10. ISIDOR, F. ; BRONDUM, K. A clinical evaluation of porcelain inlays. J. Prosthet. Dent., v.74, n.2, p.140-144, 1995.

11. KARAAGAGLIOGLU,A. et al. Microleakage of indirect inlays placed on different kinds of glass ionomer cement linings. J. Oral Rehabil., v.19, p.457-469, 1992.

12. KLEIER, C.W. et al. Evaluation different insertion techniques for CEREC inlays in vitro. J. Dent. Res. , v.70, 1991.

13. KREJCI, I. et al . Clinical evaluation of a new pressed glass ceramic inlay material over 1.5 years. Quintessence Int., v.23, n.3, p.181-186, 1992.

14. KREJCI, I. et al. Marginal adaptation and fit of adhesive ceramic inlays. J. Dent. , v.21, n.1, p.39-46, 1993.

15. KREJCI,I et al. Wear of ceramic inlays, their enamel antagonists and luting cements. J. Prosthet. Dent., v.69, n.4, p.425-430, 1993.

16. MC INTYRE, F.M. et al. Marginal gap width of a new refractory porcelain system. J. Prosthet. Dent., v.69, n.6, p.564-567, 1993.

17. MEZZOMO, E. et al. Reabilitação oral para o clínico. São Paulo: Ed. Santos, p.486-497, 1994.

18. MILLEDING, P. et al. Ceramic inlay system: some clinical aspects. J. Oral Rehabil., v.22, p.571-580, 1995.

19. MOLIN, M.; KARLSSON, S.A clinical evaluation of the Optec inlay system. Acta Odontol. Scand., v.50, n.4, p.227-233, 1992.

20. MOLIN, M.;KARLSSON. The fit of gold inlays and three ceramic inlay systems. Acta Odontol. Scand. , v.51, n.4, p.201-206, 1993.

21. MOURA, S.M.R.; FARIA, J.T. Restaurações esculpidas em porcelana. Ver. Assoc. Paul. Cir. Dent., v.44, n.5, p.251-253, 1990.

22. NASEDKIN, J.N. Porcelain posterior resin bonded restorations: current perspectives on esthetic restorative dentistry: part II. Journal,v.54, n.7, p.499-506, 1988.

23. O'NEAL, S.J. et al. Evaluating interfacial gaps for esthetic inlays. J. Am. Dent. Assoc., v.124, p.48-54, 1993.

24. ORAM, D.A.; PEARSON, G.J. A survey of current practice into the use of aesthetic inlays. Br. Dent. J. ,v.176, p.457-462, 1994.

25. OTOGOTO, J. et al. plaque formation on single and policrystal aluminum ceramics. J. Nihon Univ. Sch. Dent., v.36, n.3, p.209-215, 1994.

26. PETERS, M.C.R.B. et al. Distributed crack analysis of ceramic inlays. J. Dent. Res., v.72, n.11, p.1537-1542, 1993.

27. QUALTROUGH, A.J.E. et al. The porcelain inlay : a historical view. Oper. Dent., v.15, p.61-70, 1990.

28. RATLEDGE, D.K. et al. The effect of restorative materials on the wear of human enamel. J. Prosthet. Dent., v.72, n.2, p.194-203, 1994.

29. REES, J.S.; JACOBSEN, P.H. Stresses generated by luting resins during cementation of composite and ceramic inlays. J. Dent. Res., v.70, 1991.

30. REKOW, E.D. et al. Margin fit of CAD/CAM produced crowns. J. Dent. Res., v.70, 1991.

31. ROULET, J.F. et al.Varables influencing the bond strength of ceramic-resin interfaces. J. Dent. Res., v.70, 1991.

32. ROULET, J.F. et al. Inlays and onlays. Curr. Opin. Cosm. Dent., p.41-54, 1993.

33. SCHERRER, S.S.; RIJK, W.G. Factors in the fracture of posterior all ceramic crowns. J. Dent. Res., v.70, 1991.

34. SCHERRER, S.S. et al. Effect of cement film thichness on the fracture resistance of a machinable glass ceramic. Dent. Mater. , v.10, p.172-177, 1994.

35. SCHIMD, et al. The finish of adhesive tooth colored inlays made of composite and ceramic. Schwerz. Monataschr. Zahnmed., v.101, n.3, p.177-184, 1991.

36. SCHMALZ, G. et al. Effect of dimension of luting space and luting composite on marginal adaptation of a class II ceramic inlay. J. Prosthet. Dent. , v.73, n.4, p.392-399, 1995.

37. SHEARER, A.C. et al. Two ceramic materials compared for the prodution of CEREC inlays. J. Dent. , v.21, p.302-304, 1993.

38. SHORTALL, A.C. et al. Marginal seal comparisons between resin-bonded class III porcelain inlays. Int. J. Prosthodont., v.2, n.3, p.217-223, 1989.

39. SIERVO, S. et al. Where is the gap? Machinable ceramic systems and conventional laboratory restorations at a glance. Quintessence Int. , v.25, n.11, p.773-779, 1994.

40. SINGER, R.Z. et al. Effects of cement curing modes on dentin bonding of inlays. J. Dent. Res., v.71, n.11, p.1842-1846, 1992.

41. SJOGREN, G. Marginal and internal fit of four different types of ceramic inlays after luting. Acta Odontol. Scand. , v.53, n.1, p.24-28, 1995.

42. SJOGREN, G. et al. A clinical examination of ceramic (CEREC) inlays. Acta Odontol. Scand. , v.50, p.171-178, 1992.

43. STENBERG, R.; MATSSON, L. Clinical evaluation of glass ceramic inlays ( Dicor). Acta Odontol. Scand. , v.51, p.91-97, 1993.

44. THORDRUP, M. et al. Comparison of marginal fit and microleakage of ceramic and composite inlays: An in vitro study. J. Dent. , v.22, n.3, p.147-153, 1994.

45. THORDRUP, M. et al. A one year clinical study of indirect and direct composite and ceramic inlays. Scand. J. Dent. Res. , v.102 , p.186-192, 1994.

46. THORDRUP, M. et al. Tensile bond strength of two ceramic and three resin composite inlay materials placed using a resin luting agent. Int. J. Prosthod. , v.8, n.3, p.233-238, 1995.

47. TODESCAN, F.F.; BOTTINO, M. Atualização na clínica odontológica. São Paulo: Artes Médicas, 1996.

48. TORREGIANI, P. União de inlays de porcelana. Fenestra, v.7,p.52, 1996.

49. VAN MEERBEEK, B. et al. Marginal adaptation of four tooth-coloured inlay systems in vitro. J. Dent., v.20, n.1, p.18-26, 1992.

50. VIEIRA, A.R. Restaurações em cerâmica pura (inlay/onlay) para dentes posteriores. Odontol. Mod., v.21, n.5, p.6-8, 1994.

51. VIEIRA, G.F. et al. Restaurações estéticas indiretas em dentes posteriores - inlay/onlay. São Paulo: Ed. Santos, p.13, 1995.

52. WASSELF, R.W. et al. Cavity convergence angles for direct composite inlays. J. Dent., v.20, n.5, p.294-297, 1992,