LA TÉCNICA DE BLANQUEAMIENTO VITAL DE DIENTES CON GELES DE PERÓXIDO DE HIDRÓGENO O PERÓXIDO DE CARBAMIDA, CLÍNICA Y AMBULATORIA, CONSTITUYE HOY DÍA UN TRATAMIENTO DE RUTINA EN LA PROFESIÓN DENTAL.

Material proporcionado por: Luis María ILZARBE

Médico estomatólogo
Investigador asociado a Instituto AIMME (PARQUE TECNOLOGICO, Paterna, VALENCIA)

Correspondencia a: Luis María ILZARBE
Avda. Del Cid, 28, 1º, 2ª
46018 VALENCIA
tfno. 96 382 67 27
móvil 609 60 93 17
fax: 96 382 63 41
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
web: http://icqmed.com/ilz.htm

Resumen

Existe un gran interés por parte de dentistas y pacientes ante el aspecto estético de la dentición.

La técnica de blanqueamiento vital de dientes con geles de peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, clínica y ambulatoria, constituye hoy día un tratamiento de rutina en la profesión dental.

Diversos métodos de administración han sido descritos en los últimos años: cubetas individualizadas, dentífricos blanqueadores, cubetas estándar, termocubetas, reservorios, cubetas de espuma,...

Efectos secundarios, no obstante, como sensibilidad dental y ulceraciones de mucosas, han sido señalados.

Determinados pacientes son sensibles a los geles. En otros el blanqueamiento no es totalmente efectivo o satisfactorio, aún manteniendo buena tolerancia terapéutica.
El empuje de marcas comerciales, en su propósito económico primario, hace que los dentistas pierdan el control sobre los tratamientos de blanqueamiento cuestión delicada dada la posible toxicidad de algunos compuestos y el necesario consejo del especialista en salud oral.

Hipersensibilidad dental, alteraciones mucosas, falta de efectividad ocasional y necesidad de potenciación de la parte clínica del procedimiento para control por el especialista, nos han incentivado a investigar para mejorar en lo posible la técnica de blanqueamiento vital de dientes.

Planteamos en este trabajo la utilización de oxígeno y ozono médico como centro de una nueva técnica de blanqueamiento vital en el consultorio apoyada por el mantenimiento ambulatorio con geles, cuando las circunstancias lo admitan.

Introducción

La técnica de blanqueamiento vital de dientes con geles de peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, clínica y ambulatoria, constituye hoy día un tratamiento de rutina en la profesión dental.

Se han manejado diferentes tipos de agentes de blanqueamiento: peróxido de carbamida con y sin carbopol, peróxido de hidrógeno, ácido clorhídrico.

En cuanto a los métodos de administración se distinguen los dentífricos blanqueadores y las cubetas individualizadas. Gran adelanto supuso en su dia la técnica de blanqueamiento clínico mediante termocubetas del Dr. Torres Zaragozá.

El último intento de la ingeniería en este campo ha sido la presentación de las lámparas de plasma, de dudoso resultado blanqueador, junto a la prometedora acción de los láser odontológicos (excesivamente caros por el momento).

Efectos secundarios como sensibilidad dental y ulceraciones de mucosas han sido descritos para los geles en un porcentaje variable de casos que oscila de un 3 a un 20%.
En otras ocasiones, el blanqueamiento con geles no es totalmente efectivo o satisfactorio, aún manteniendo el paciente buena tolerancia terapéutica.

Las casas comerciales buscan la ganancia económica. Ello ha hecho que algunas. fundamentalmente en EEUU, promocionen los geles únicamente para uso ambulatorio apartando al clínico del procedimiento. Los dentistas pierden el control sobre los tratamientos de blanqueamiento en estos supuestos, cuestión delicada dada la posible toxicidad de algunos compuestos y el necesario consejo del especialista en salud oral.
Hipersensibilidad dental, alteraciones mucosas, falta de efectividad ocasional y necesidad de potenciación de la parte clínica del procedimiento para control por el especialista, nos han incentivado a investigar para mejorar en lo posible la técnica de blanqueamiento vital de dientes.

Planteamos la utilización de oxígeno y ozono médico como centro de una nueva técnica de blanqueamiento vital en el consultorio apoyada por el mantenimiento ambulatorio con geles, cuando las circunstancias lo admitan.

Desde el punto de vista del márketing dental, esta nueva técnica viene a plantear ventajosamente una clara diferenciación entre tratamiento clínico y ambulatorio.
El paciente aprecia que en el gabinete dental el procedimiento de blanqueamiento es totalmente diferente del que usa en su domicilio por lo que valorará la visita de revisión.

Aplicar el mismo tratamiento clínico que domiciliario o parecido, caso de los geles en clínica, confunde al paciente y genera su distanciamiento.

La nueva técnica que aquí presentamos reforzará la parte clínica del método general con lo que el odontólogo controlará correctamente la evolución y cuidará la corrección de la técnica para seguridad de sus pacientes. Tal es lo lógico, que la salud sea controlada por los profesionales de la salud, no por los profesionales del mercado.
Es necesario dar unos conocimientos genéricos del ozono como introducción a la técnica.

¿Qué es el ozono? Ozono en la naturaleza

El ozono es una forma elemental del oxígeno presente en la atmósfera de modo natural en forma de gas de color azul tenue.

El cielo y los mares son azules por causa del contenido en ozono.

Producto de la fotosíntesis, árboles, arbustos y hierbas de los bosques y plancton de los océanos generan oxígeno. Éste por ser más ligero que el aire sube hacia las capas altas de la atmósfera. Allí, los rayos utravioleta del sol convierten dos átomos de oxígeno estable en ozono, O3, tres átomos de oxígeno activo inestable.

Por su mayor peso molecular el ozono cae hacia la Tierra y se reparte ampliamente por la atmósfera purificando nuestra agua y aire, descomponiendo las bacterias y hongos.

A una altura sobre la Tierra de entre 20 a 30 kmts. se presenta el ozono como un gas natural a concentraciones de 10-20 partes por millón (ppm). Es un anillo que rodea el planeta: capa de ozono u ozonosfera. A estas concentraciones, el ozono es un poderoso filtro de las radiaciones solares de alta frecuencia, absorbiendo la mayoría de los rayos ultravioleta del sol asegurando gracias a ello la vida en el planeta.

La deplección de la capa de ozono, el famoso agujero de ozono, debido fundamentalmente a los compuestos clorofluorcarbonados liberados a la atmósfera por refrigeradores, aires acondicionados y contenedores de aerosoles, es una grave preocupación de científicos y médicos.

A nivel del suelo el ozono aparece grandemente diluido, siempre presente en mínimas concentraciones (0.001 - 0.003 ppm) y es así como lo respiramos.
No pasa a ser irritante para el humano hasta superar niveles de 0.1 ppm.
El característico olor del ozono, conduce a su nombre: la palabra ozono deriva del griego 'ozein', que significa oler.

El O3 se presenta en forma natural alrededor de las rompientes de mar, cascadas y rápidos de los ríos de aguas claras y tras las tormentas climáticas. Es muy peculiar el olor a ozono a la orilla del mar en el atardecer de un día soleado y caluroso de verano.